Tener pareja, un objetivo que te hace sufrir

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


En la vida, los objetivos son metas que funcionan de orientación o de guía en el camino vital. Sin embargo, existen objetivos que se ponen como tales, y en realidad, no lo son. Nadie debería hacer un plan previo sobre su vida sentimental, sencillamente, porque es imprevisible, incierta y además, porque no depende de la voluntad sino también de factores externos, como la suerte, el azar, el entorno y la correspondencia. En cambio, existen chicas que desde niñas, saben que quieren casarse por la iglesia, encontrar a su príncipe azul, tener dos hijos…

Vivir de esta forma, sólo produce frustración en tanto que es muy difícil que las cosas salgan tal y como uno mismo las ha planeado. Relájate, disfruta y sigue con tu camino aceptando aquello que tenga que ser, y abriéndote a la prosperidad de vivir de una forma tranquila y serena. A nivel interno, claro que puedes desear tener pareja, y hacer todo lo posible por encontrarla, sin embargo, si tu objetivo vital es tener a alguien al lado, entonces, esa carga puede volverse muy difícil de soportar porque no sabes cuándo va a aparecer esa persona, y ni siquiera sabes, si va a aparecer.

Esta es una de las razones por las que muchas personas toman la soltería como una auténtica cruz, porque se habían imaginado en compañía viviendo en pareja. La vida implica aprender a vivir con aquello que uno tiene y hacer de la propia situación, un modo de avanzar y de crecer. Por ello, márcate otros objetivos, y no pongas tu valor únicamente en una meta: aprender a vivir el presente, conocer amigos nuevos, viajar más, volver a estudiar, ser más feliz, ir más al cine… son metas alcanzables y que pueden ayudarte a vivir mejor contigo mismo. Mucha suerte y que seas feliz.

2 comentarios

  1. Yo desde niño soñaba con tener pareja. Es lo que más deseo en este mundo. Es más, es lo único que deseo en este mundo. Tengo casi 30 años y todavía sigo sin pareja. Y al parecer, voy a estar toda la vida así. Llevo años yendo con prostitutas, pero las prostitutas jamás me darán lo que busco y esto ya está empezando a ser un infierno.

    Yo no quiero nada de la vida, ya me cansé de todo. La única forma que tengo de hacer algo “divertido” es hacer actividades de riesgo en las que me esté jugando la vida, porque es la única manera que tengo que no estar sufriendo con esto. A veces me dan ganas de morir haciendo alguna de esas actividades de riesgo, pero por otro lado, me da miedo. Me da miedo el pensar que quizá es posible que tenga pareja algún día. Si por lo menos tuviera la seguridad al 100% de que jamás voy a tener pareja, podría suicidarme tranquilo, pero no tengo esa seguridad, y siempre escucho alguna historia de alguien que nunca tuvo pareja y luego la encontró de repente a los treinta y pico ó los cuarenta y pico.

    El problema es que el sufrimiento ya no me deja vivir. Ya estoy cansando de vivir, he hecho todas las cosas que me gustan, he abusado de hacer todas las cosas que me gustan, y ya me he aburrido. Las prostitutas también me aburren ya. Hay algunas que fingen extraordinariamente bien, y que te da la sensación de que realmente te desean. Pero sabes que es mentira, y terminas cansado.

    Lo único que quiero es tener pareja, o por lo menos, que una mujer esté conmigo porque ella realmente lo desee. No entiendo por qué la vida me niega lo que más deseo. Es más, a estas alturas, no entiendo por qué la vida me niega lo único que deseo. Es terrible vivir así. ¿Por qué las mujeres desean a otros y a mi no? Es la pregunta que llevo formulándome toda la vida y a la que nunca le he encontrado respuesta. Por lo menos, espero que antes de morir comprenda el por qué. Sería muy triste morir sin saber por qué has estado condenado a vivir una vida que no querías vivir.

  2. Y otra cosa. No hay nada que te ayude con esto. Ni psicólogos, ni libros, ni espiritualidad, ni religiones, ni sectas, ni nada…

    Y yo lo puedo decir con seguridad que he probado de todo. Me he gastado dinero en psicólogos, he intentado mejorar mi autoestima, he leído libros, he leído sobre espiritualidad, he practicado meditación, hubo una época en la que fui religioso, incluso llegué a estar en una secta. Nada sirve, ni lo de vivir el presente tampoco. Lo único que te puede ayudar un poco es ACEPTAR EL HECHO DE QUE NO TIENES PAREJA Y ACEPTAR LA INCERTIDUMBRE DE QUE NO SABES SI LA TENDRÁS ALGÚN DÍA O NO. Eso es lo único que te ayuda un poco a disminuir tu sufrimiento. Pero el sufrimiento nunca se ira´, porque el deseo de tener pareja SIEMPRE ESTÁ AHÍ, NO PUEDES LIBRARTE DE ÉL.

    No puedes engañarte a ti mismo. Tu mayor deseo es tener pareja, y no hay absolutamente nada que pueda librarte de ese deseo por mucho que lo intentes. Y si ese deseo no se cumple, sufrirás hagas lo que hagas. Lo aviso para que otras personas que estén pasando por lo mismo no estén perdiendo dinero inútilmente en libros, psicólogos, terapias, y otras alternativas. Es posible que todo eso te ayude a vivir mejor, no digo que no. Pero el problema de raíz es que TU MAYOR DESEO NO SE CUMPLE, y eso en mayor o menor medida te desgarra por dentro. La única salida es conseguir cumplir tu mayor deseo. Todo lo demás son parches, y lo sé por experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *