Tener falsos amigos


Los seres humanos son seres sociales por eso necesitan una comunidad para conocer a otras personas con las que socializar. Todo el mundo necesita tener amigos. Pero, nadie ha dicho que tener un amigo sea fácil. Tener un amigo es arriesgado porque, puedes resultar herido y decepcionado muchas veces a lo largo de tu vida.

Todos tenemos amigos, más o menos, pero están ahí para nosotros cuando los necesitamos. Siempre estarán ahí para apoyarnos y para compartir las alegrías y las penas. Todos necesitamos a otras personas con las que poder hablar de nuestras preocupaciones más profundas. Nuestros amigos, no temen decirnos la verdad. Pero ¿cómo sabes que tienes amigos de verdad? Los “falsos amigos” existen y es muy posible que te des cuenta de su existencia cuando tengas algún problema.

Los verdaderos amigos te darán la mano cuando tengas algún problema, mientras, los falsos amigos se desvanecerán en los momentos complicados, resurgiendo cuando todo haya pasado. La lealtad y la fiabilidad son una necesidad entre las personas que dicen ser amigos. Un buen amigo te querrá en todo momento, mientras que uno falso, solo te “querrá” cuando todo marche sin ningún problema o tengas cosas que ofrecerle.

Si cometes un error, un buen amigo te lo dirá aunque te molestes, mientras que un falso amigo no le dará importancia a nada. Ten cuidado cuando tengas a un “amigo” en un pedestal. Si finalmente resulta ser un falso amigo, tu dolor será muy grande y la pena te invadirá rápidamente. Pero, no te preocupes que todo pasa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *