Superar la culpabilidad


Todos nos sentimos en un momento u otro, culpable de alguna cosa en mayor o menor grado. La culpabilidad trasladada a las relaciones de pareja, puede ser más gravosa que en otros casos, pues se acabaría haciendo daño a quien más queremos: nuestra pareja.

Pero muchas veces sentimos que no podemos liberarnos de este sentimiento que puede llegar a atormentar y ser más difícil de sobrellevar, que el propio hecho o negligencia que dio lugar a sentirnos culpables.

Sentirse culpable es normal cuando se trata de una “culpabilidad sana” pues es necesaria para tener conciencia moral, pero hay que saber liberarse del sentimiento de culpa. Para ello, aquí tienes algunos consejos:

– No dudes en hablarlo, a expresar tus temores.
– Aprender a ser modesto. Nuestras culpabilidades a menudo son desproporcionadas.
– Intentar identificar serenamente las razones que nos sumergen en la culpabilidad con el fin de liberarse lo más rápido posible de estos sentimientos negativos.
– Tener conciencia de que todos cometemos errores y podemos sentirnos culpables en algún momento; es de humanos.
– Hay que aceptar el hecho de que no se es responsable de la desgracia de los demás. A decir verdad, no somos responsables más que de nuestros propios actos, pensamientos y palabras. Sin esta toma de conciencia, podemos fácilmente encerrar al otro en un papel de víctima.
– Lo más importante consiste sin duda en poder perdonarse. Aunque pueda parecer fácil pensar que debemos pagar porque lo merecemos, no es la actitud que hay que adoptar, sino que hay vivir de nuevo como un ser libre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *