Stop al maltrato psicológico


El maltrato psicológico consiste en una serie de actitudes cuya finalidad es despertar en la otra persona sentimientos y emociones negativas como vergüenza, miedo, rabia, angustia, impotencia, humillación, etc.

Pero para considerar que existe maltrato psicológico en la relación de pareja, las agresiones deben ser constantes y repetidas a lo largo de cierto tiempo, no pudiendo considerarlo cuando se trate de un incidente puntual o aislado.

El inicio depende de las personas que compongan la relación y de diversas circunstancias. En algunos casos es en el noviazgo donde se comienza a dar muestras de violencia psicológica, pudiendo manifestarse en cualquier momento de su relación.

¿Qué características tiene el maltrato psicológico?
Celos posesivos y enfermizos hacia la víctima.
Insultos, gritos y comentarios despectivos machistas si la víctima es mujer, o feministas, si es hombre.
Amenazas con daño físico o abandono.
– Presionar o chantajear a la víctima para tener relaciones sexuales con ella, no estando ésta muy conforme en la mayoría de los casos, pero suele ceder por miedo.
– Golpes a objetos, puertas, etc; para intimidar a la víctima.
Espiar y seguir constantemente los movimientos de la persona maltratada.
– Limitar el contacto con familiares o amigos.
– Insistencia en la poca valía del maltratado/a y en su poca capacidad para hacer bien las cosas.
Desanimar a la víctima para que no luche por lo que quiera impidiendo su promoción personal y profesional.

Para salir de esta situación es muy importante que la víctima entienda que no es culpable del trato que recibe, que no se merece las faltas de respeto, insultos, desvalorizaciones y desprecios .
Para ello el apoyo familiar ayuda a que la víctima comience a percibir otra realidad donde se le trate como se merece: con respeto y dignidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *