Sonambulismo sexual

sonambulo
Si decimos que alguien practica sexo, no es noticia. Ahora bien, si se mantiene mientras se está dormido, sí. Es lo que se conoce con el nombre científico de “sexsomnio”. Esta afección difiere de los casos de sonambulismo, pues que se considera un desorden de la fase del sueño REM (movimiento rápido del ojo traducido al español), en la que por lo general las personas que están en esta fase permanecen inmóviles; sin embargo las personas que practican sexo dormidas actúan con su cuerpo.

Quienes lo sufren, no son capaces de recordar nada al día siguiente de lo sucedido, ni encuentran explicación a las posibles marcas que encuentren en su cuerpo. Sus parejas suelen contarles lo ocurrido, y se muestran incrédulos ante el hecho de de haber mantenido relaciones sexuales dormidos y no recordarlo.

¿Qué hacemos si se sufre este trastorno del sueño? Lo ideal es acudir al especialista, quien realizará a la persona afectada una serie de estudios de su actividad cerebral mientras duerme. Factores como el consumo de alcohol o el estrés hacen que determinadas personas no pierdan la tonicidad muscular mientras duermen; es por ello que pretendan llevar sus sueños a la vida real con movimientos físicos como si estuvieran despiertos. Lo importante es que el paciente o su pareja, se atrevan a contar lo que les sucede para ir poniendo remedio a la situación, ya que este tipo de trastorno suele tener resultados no tan placenteros como los que supondría una relación sexual, ya que al perder la conciencia de lo que se hace, se corre el riesgo de mantener relaciones con personas distintas a la pareja, o cometer actos que pongan en peligro su vida.

El problema es que en la mayoría de los casos no se acude al médico por vergüenza o miedo, y lo acaba sufriendo la pareja en privado. Es fundamental el apoyo de la pareja de quien lo sufre, quien debe animar al otro a visitar al médico y así poder revertir algo que en principio puede ser gracioso, pero que a la larga puede traer complicaciones que se pueden evitar.

Parejas,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *