¿Son más felices los solteros o los casados?

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Este es uno de los debates universales. Muchos casados echan de menos los planes de la soltería. Y muchos solteros también sienten nostalgia de planes románticos. Tal vez sea porque los seres humanos tendemos a echar de menos aquello que no tenemos en lugar de apreciar más lo que sí hemos alcanzado. ¿Son más felices los solteros o los casados? Desde mi punto de vista, la felicidad no depende de una circunstancia sentimental sino de algo más profundo, la libertad interior.

Reflexiones sobre la felicidad

Es decir, un soltero feliz, tiene más posibilidades de encontrar una pareja compatible con la que consolidar un proyecto de futuro. De lo contrario, desde el miedo a la soledad se toman decisiones precipitadas de compromiso. Por otra parte, conviene puntualizar que ni en el caso de los solteros, ni tampoco en los casados, la felicidad es algo permanente e invariable. En la vida existen tantas situaciones y etapas que es normal que el ánimo de las personas también cambie. Tanto en el universo de los solteros como en la opción opuesta de parejas, hay personas que se sienten satisfechas con su vida y otras que viven con un pesar interno.

La soledad se vive antes que el enamoramiento

Además, la pregunta de si son más felices los solteros o los casados es muy reduccionista puesto que la ilusión de una persona depende de muchos más factores: trabajo, tiempo libre, amigos, desarrollo personal… La vida de pareja no cubre todas las carencias internas que puede tener el enamorado. Y además, en la mayoría de la vida de las personas hay etapas de todo tipo: etapas de soledad y etapas de enamoramiento. Sin embargo, antes de conocer lo que implica el amor correspondido, cualquier persona ha tenido un largo periodo de infancia y adolescencia para conocerse a sí misma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *