Somos polos opuestos y nos queremos


Es más común de lo que parece ver parejas tan dispares que en algunos casos no tienen nada en común. Pero ellas saben ser felices y llevan su relación equilibradamente, pues muchas parejas han logrado sobrevivir juntas mucho tiempo incluso toda su vida.

En parte los polos opuestos se atraen por una necesidad de complemento que tenemos los seres humanos.
Todos poseemos dos funciones: de pensamiento y sentimiento. Pero normalmente tenemos una más desarrollada que la otra y en distintos grados; por lo que la parte racional siempre necesitará una racional y la lógica una parte creativa.

Para que una pareja funcione a la perfección necesita tener una balanza equilibrada. Así en estos casos uno pone lo que el otro no tiene y viceversa, consiguiendo así la armonía perfecta entre los dos.

Hay tres tipos de funciones:
– Sensación vs. intuición: quienes tienen más desarrollada la función de sensación perciben al mundo por los cinco sentidos. Lo que no captan no existe. Se califican como rígidos, “cuadriculados”, etc.
Los que desarrollan la intuición perciben lo profundo y no siguen un plan establecido. Son los fantasiosos, caóticos, etc.

– Introversión vs. extroversión: según canalicemos nuestra energía hacia dentro o hacia fuera.
Los que lo hacen hacia adentro son personas reservadas que se rigen por leyes individuales. Les gusta la privacidad.
Quienes canalizan hacia fuera, son aquellas a quienes les encanta estar con gente, hablar de todo y se rigen por leyes universales.

– Sentimiento vs. pensamiento: es la forma en que evaluamos el mundo. Quienes se rigen por el sentimiento y evalúan el mundo por lo que les gusta o disgusta y les es muy difícil analizar las cosas. Son calificados de irracionales, ilógicos, etc.
Los que se rigen por el pensamiento son muy analíticas, valoran lo bueno y lo malo y son muy objetivas. Se les tacha de frías, inhumanas, etc.

Si valoramos el “idioma” del otro sin descalificarlo nuestra relación de pareja se verá recompensada por un amplio abanico de posibilidades.

Relaciones,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *