La importancia del optimismo


El optimismo implica un claro positivismo. Ser optimista te permitirá tener un entusiasmo en ti mismo que te ayudará a hacer frente a la vida mucho mejor. Los optimistas tienen menos problema en su vida, esto incluye trabajo, amor, etc. Las personas con una actitud desesperada ante la vida pueden desarrollar hasta problemas de salud. Existe menor riesgo de muerte en las personas con un mayor optimismo, ya que no suelen sufrir hipertensión o un elevado estrés.

La Universidad de Pittsburgh realizó hace algún tiempo un estudio en el que se encontró que las mujeres mayores de cincuenta años eran menos propensas a sufrir enfermedades cardiacas siendo optimistas. ¿Qué parte del pesimismo o el optimismo se hereda? Esta respuesta no está todavía clara, pero sí se sabe que diferentes acontecimientos en la infancia pueden influir en la forma de ser de una persona para el resto de su vida.

Esta actitud no se puede mejorar con facilidad, pero seguramente si puedes por lo menos intentarlo. Lo que puedes hacer para evitar el pesimismo es empezar a salir con personas que son más optimistas. No puedes escoger a la familia, pero sí a tus amistades. El optimismo es verdaderamente contagioso. Cuando las cosas te van bien, te sientes feliz por ello y eso se nota en tu forma de ser.

El aprendizaje del optimismo es posible por lo que deberás invertir bastante tiempo en estas “clases” tan importantes para tu vida. Debes saber lo que es bueno para ti. En cuanto lo sepas, harás que tu forma de ser mejore y seas mucho más positivo con todo lo que te rodea. La felicidad es el elixir de la vida.

El despertar de la libido


El colectivo de médicos y psiquiatras consideran que un nivel de libido inferior a lo “normal” representa una patología, y recomiendan que se tomen medidas. De hecho, la falta de libido puede provocar una aversión hacia las relaciones sexuales e incluso puede causar una ruptura de la pareja.

Hombres y mujeres pueden excitarse y lograr que su libido se dispare en cualquier lugar y a cualquier hora. La sensación placentera que sientes es algo natural.

La clave de un sexo más intenso hay que buscarla en el hecho de mantenerse previamente en un estado de excitación durante un tiempo prolongado, ya que de este modo se incrementa el deseo.

Hay estudios que ponen de manifiesto que la libido de personas que llevan un estilo de vida saludable (tanto con su dieta como con la práctica regular de algún deporte) es mucho mayor que aquellos que su estilo de vida no es saludable.

En la sexualidad, las emociones juegan un papel relevante pero no son las únicas responsables de una alteración. No olvides que el mal funcionamiento de otros aparatos o sistemas del organismo deriva, a la larga, en un mal funcionamiento del aparato sexual.

En el hombre. Aún cuando esté muy avanzado en su edad madura, un hombre sano debe tener una libido normal. Si un hombre con más de 50 años experimenta una pérdida en su deseo sexual, jamás debe de conformarse y aceptarlo, sino que ha de leer y aprender sobre el tema y en todo caso buscar la ayuda médica especializada.

En la mujer. Las mujeres que empiezan con los cambios premenopáusicos, sufren bajones de estrógenos y testosterona que están relacionados con el deseo sexual. A partir de los 40, algunas mujeres empiezan a sentirse menos atractivas, a no asumir los procesos de envejecimiento, lo lento del metabolismo, eso hace que se pierda la autoestima y que repercuta en su vida sexual.

Pensar positivamente


Todos pensamos de diferentes maneras. Nuestras acciones se basan en la manera en la que pensamos. Un modo de pensar positivo nos ayuda en nuestras acciones y esfuerzos para lograr el éxito, la excelencia y la sabiduría en lo que estamos haciendo. También, ser positivos nos ayudará a encontrar el amor de manera mucho más fácil.

Una persona que piensa positivamente puede ser mucho más feliz que otras, ya que sus pensamientos siempre están orientados hacia la realización de un buen trabajo y una búsqueda de aprendizaje incesante. Es por eso que el interés por el mundo que les rodea nunca se desvanece. Esto conduce a nuevos descubrimientos para una mente curiosa, incluido el amor hacia otra persona especial. Siempre hay que pensar en positivo.

Esto es porque si uno empieza a pensar negativamente, la mente tiende a caer en una espiral que termina con acciones nada positivas. Esto se traduce en estrés y ansiedad que también pueden ser perjudiciales físicamente. Por otro lado, si uno se pone a pensar en positivo, por ejemplo: voy a encontrar pareja, uno es capaz de obtener una visión más clara de lo que le depara el futuro y las puertas de inmensas oportunidades se pueden abrir.

Las oportunidades pueden terminar con éxito o no pero, sin duda, deben explorarse para saber cuál es el final. Una actitud positiva ayuda a centrarse en lo que se tiene que hacer mientras que el pensamiento negativo tiende a conducir lejos de las acciones a tomar. Si piensas positivamente, serás capaz de organizarte mucho mejor y por lo tanto, podrás llegar a enamorar mucho más rápido a esa persona que tanto te atrae.

Cuando sobreviene la decepción


Aunque permanezca el sentimiento del amor entre tú y tu pareja, la convivencia nunca es sencilla. Siempre hay idealizaciones inconscientes y no verbalizadas que están lejos de los episodios tormentosos que a veces experimentas en la cruda realidad.

Algunos se sienten traicionados por su amor… Precisamente porque han cosechado un ideal acerca del amor eterno, la confianza, la pasión y la valoración. Se puede producir un estado de rabia profunda ante el incumplimiento por el otro de las expectativas deseadas.

Los enamorados perciben, en el otro, atributos que nadie más detecta y que luego en la convivencia no aparecen por ningún lado. Y es que muchas parejas guardan la sensación de que no pueden “estar juntos pero tampoco separados”. Pero las separaciones, que esconden la búsqueda de la exploración de una mayor libertad individual, también van acompañadas de una sensación de vacío, que aparentemente únicamente el otro puede llenar. Esto explica aquellas decisiones basadas en “darse otra oportunidad” y que retoman el clima del inconformismo.

En numerosas ocasiones los culpables son la publicidad engañosa, la propaganda política o la venta de una idea o producto. Te creas ilusiones respecto a algo o alguien. Más tarde, al comprobar que no recibimos lo esperado, caemos en la decepción.

Es importante valorar a las personas en su justa dimensión. Ser realista y “pisar tierra firmemente”, ya que dejar “volar la imaginación” te aleja de la verdadera vida que tienes.

La comunicación sincera y el conocimiento de tu pareja, valorando sus virtudes y comprendiendo sus defectos, te situarán en una posición conveniente para huir de las decepciones. Aún así, si aparecen los sufrimientos relacionados con el amor aprende a asumirlos como maestros que nos indican el camino para llevar mejor “las cosas del corazón”.

Análisis de las emociones en pareja


Se trata de saber disfrutar de las emociones junto a tu amor. Pero es que además cuando toque sufrirlas, deberás estar atento a las señales que te proporcionan un mensaje de sabiduría para evolucionar.

Las emociones aportan significado a tu vida. En ellas están inscritas las experiencias pasadas para comprender mejor tu guión de vida, aclaran el presente y abren nuevos horizontes para el futuro.

En tu camino de perfección están en juego el reconocimiento de la propia valía y de la de otros, y ¡cómo no!, la aceptación de los propios límites, la búsqueda del bienestar y el amor.

¿Cómo conseguir el encuentro íntimo y auténtico con otro ser humano sin contar con las emociones? Aquí te mostramos cómo alcanzar más dominio sobre ellas.

El miedo. Aprender su manejo requiere mirarlo de frente, distinguir si es real (sano) o imaginario, adecuado a la amenaza o desproporcionado. Se puede a controlarlo protegiéndote de lo que te atemoriza. Pidiendo ayuda, apoyo y protección a personas cercanas. Descargando la tensión que te provoca mediante ejercicio físico, deporte, baile.

La tristeza. Predispone al aislamiento, al ensimismamiento, al llanto, al silencio, a la seriedad. Debes llorar para descargar emociones. Agradeciendo todo lo bueno recibido en la vida.

La vergüenza. Al avergonzarnos nos encontramos expuestos, vulnerables, carentes de dignidad, valía o respeto. Esta evaluación negativa provoca baja autoestima, autodenigración o autodesprecio. Responder de forma asertiva, defendiéndonos ante situaciones humillantes, nos ayudará a combatirla.

La alegría. Predispone a afrontar cualquier tarea, aumenta la alegría disponible, aquieta los estados que generan preocupación, favorece el aprendizaje y proporciona reposo, entusiasmo y disposición a la acción.

El amor. Amar es un logro fundamental en el proceso de maduración personal. Se demuestra con la escucha respetuosa y atención eficaz a las necesidades y sentimientos del otro.

Cómo evitar los celos en la pareja


Los celos suelen ser sentimientos bastante habituales entre las parejas de hoy en día. En las relaciones amorosas aparecen dudas respecto a la infidelidad, suelen comenzar las discusiones y se pierde por completo la confianza, haciendo que la pareja no vuelva a estar unida, llegando incluso a la separación de la misma. Para que esto no ocurra y puedas evitar los celos, sigue estos consejos.

Identifica la causa. Descubre aquello que te causa celos, ese será el primer paso que tienes que dar para combatir estas emociones negativas. Tu pareja no aguantar por mucho tiempo esas “escenas de celos” innecesarias. La paciencia tiene un límite, procura confiar si realmente te ha demostrado que te ha sido fiel.

Sube tu autoestima. Tu propia inseguridad y sentimientos negativos te hacen sentir celos hacia otra persona. Para evitarlo, es necesario que ejercites tener más autoconfianza para superar tus propios problemas. Empieza a creer en tus posibilidades y cultiva la pareja que deseas tener.

Fomenta una buena comunicación. Este punto es quizás el más importante. Aunque parezca sencillo, muchas parejas no se comunican bien. Al final las percepciones pueden jugarte malas pasadas. Por ello, en vez de interpretar la realidad y extraer tus propias hipótesis erróneas, dialoga con tu pareja. Pregunta y resuelve las sospechas. No dejes que los celos te dejen caer en su trampa.

Demuestra que pueden confiar contigo. La confianza mutua es fundamental para el buen funcionamiento de una relación. Recuerda que tu pareja es fiel hasta que se demuestre lo contrario. Es importante que así sea, ya que en caso de dejar de confiar sin tener pruebas, es como entregar tu corazón en sus manos.

Solicita opiniones objetivas. Con frecuencia la perspectiva de una persona neutral puede ser de utilidad a la hora de entender si los celos son justificados o no. Prueba de consultar a tus amigos de confianza, seguro que hay personas que no duden en ser honestas contigo.

Establece los límites. Es vital que cada miembro de la pareja pueda sentir la libertad de ser uno mismo. Cada uno debe ser libre de aceptar al otro por como es y no intentar cambiarlo, siempre y cuando se respeten los límites acordados previamente. No aceptes situaciones indeseadas para retener a tu pareja. Tarde o temprano sucederá lo que tenga que suceder.

Cultiva tu vida social. Es frecuente que en los primeros tiempos de la relación, tanto tú como tu pareja sólo queráis disfrutar de la intimidad. Sin embargo, para evitar celos posesivos será necesario tener una agradable vida social tanto individual como en pareja. Aprende a disfrutar cada uno de sus espacios y de la gente que los compone.

Cómo afrontar el paso del tiempo


Te encuentras mirando la pantalla de tu ordenador en este preciso instante y van corriendo los segundos. El tiempo no se detiene y la vida va pasando. Es muy difícil envejecer en una sociedad que valora la juventud eterna, todos nos queremos esconder las arrugas. No queremos aceptar que nosotros formamos parte de un ciclo. La idea de hacerse mayor está asociada a enfermedades y a la fragilidad. ¡Pero no siempre es así!

Los hijos se van de casa, el cuerpo comienza a sentir algunas limitaciones. Es algo completamente normal que tenemos que afrontar con optimismo. Todo mundo llegará a esa situación, es ley de vida. Lo realmente importante es disfrutar de lo mucho que nos queda por delante, de las cosas que están por llegar. La vida siempre tiene sorpresas, muchas de ellas traen alegrías y felicidad.

Entiende que la tercera edad es otra etapa de la vida. Quedarse atado a la juventud es negarse a evolucionar, es estancar el desarrollo personal. Busca nuevos retos. La madurez es propia de personas que ya saben lo que quieren. No tienen que pedirle permiso a nadie, los hijos ya crecieron y las responsabilidades son menores. Entonces, aprovecha esta libertad para disfrutar de la vida mientras el cuerpo aguante.

Disfruta de este momento. Ninguna etapa de la vida es mejor que otra: simplemente son distintas. La madurez y la experiencia forman un excelente dúo. Podrás disponer de todo el tiempo del mundo, no dudes en hacer todo lo que siempre quisiste: viajar, aprender cosas nuevas, cultivar amistades, disfrutar de la familia y de los nietos (si los tienes).

Recuerda que la lucha contra el tiempo es una lucha perdida. Cuídate para no caer en el ridículo y envejece con dignidad. La belleza no está en la piel, esa es la capa más externa del cuerpo, lo importante es su interior, los sentimientos y recuerdos. Procura estar bien con todo el mundo y no transformes ese deseo de ser joven en obsesión.

Mejorar la salud emocional


Es importante mantener una adecuada salud emocional para disfrutar de la vida, tener pensamientos buenos, sentimientos agradables y comportamientos adecuados. Las personas que consiguen mejorar su salud emocional se sienten bien con ellas mismas, tienen buenas relaciones interpersonales y pueden poner los problemas en perspectiva.

Controla tus emociones. Es muy importante para tu salud emocional que no sientas desprecio sobre tus emociones o tus reacciones. Para ello deberás entenderlas. Aprende a diferenciar las causas de tus tristezas, frustraciones, enfados, ansiedades o alegrías. Si lo consigues, contarás con una herramienta fundamental en la búsqueda de tu equilibrio.

No actúes sin pensar. No te dejes llevar por tus impulsos. Recuerda que los impulsos son la forma más primitiva de tus emociones. Ten en cuenta que provienen de ti mismo y por lo tanto puedes controlarlos. Tómate el tiempo que sea necesario para pensar qué decir o qué hacer y evita arrepentirte de tus actos.

Expresa tus sentimientos. Es frecuente que algunas personas tengan dificultades a la hora de expresar sus sentimientos. Considera que es malo interiorizar los enfaods, angustias o afectos ya que puede traer variadas complicaciones psicológicas. Anímate a enfrentarte con lo que sientes y comunícalo a quien te pueda ayudar. Pronto te darás cuenta de los muchos beneficios que adquiere tu bienestar general.

Aprende a priorizar. Con frecuencia las personas suelen abrumarse fácilmente con preocupaciones y obligaciones. La clave está en priorizar correctamente en tu vida, haciendo las cosas importantes primero y aceptando las propias capacidades para concretar lo que resta ni bien sea posible.

Establece buenas relaciones interpersonales. El ser humano es un ser social, por lo cual resulta imprescindible poder establecer vínculos favorables con las personas que nos rodean, sean familiares, amigos, vecinos o compañeros de trabajo. Esto te permitirá el intercambio de ideas y sentimientos que ayudará a tu crecimiento personal. Deja de creerte el centro del mundo y construye un mundo con tus relaciones.

Regálate tiempo para disfrutar. En tiempos en que todo transcurre entre obligaciones y responsabilidades, es fundamental que puedas prestar atención a tu recreación. Hazte el espacio necesario para disfrutar de aquello que más te agrade y puedas realizar solo o en compañía.

Procura llevar una vida equilibrada. Poder controlar cuerpo y mente es fundamental encontrar el punto de estabilidad. Además de cuidar tus emociones no debes olvidar ocuparte de tu cuerpo, ya que tu salud física puede afectar tu salud emocional. Practica ejercicios con regularidad, mantén una alimentación saludable y duerme las horas necesarias.

Encontrar la felicidad


¿Quién no quiere ser feliz? A medida que nos vamos haciendo adultos, muchas veces vamos perdiendo la sonrisa y la felicidad. Perder la felicidad puede hacer que nuestras vidas se conviertan en un verdadero desastre. Este problema, no sólo nos afecta a nosotros, nuestras parejas pueden ver afectadas sus vidas y por lo tanto nuestra convivencia puede llegar a convertirse en algo muy desagradable.

Algunas personas deciden encontrar respuesta a su falta de felicidad en las cosas materiales, pero lo único que consiguen es aumentar sus preocupaciones y tristezas. Encontrar la felicidad verdadera no es tan difícil. Sólo tenemos que saber dónde buscarla. En primer lugar, debemos darnos cuenta y reconocer que, las cosas como el dinero, la fama o el poder no traen la felicidad a nuestras vidas. Por el contrario, las cosas que nos hacen felices o nos dan alegría son muy simples.

Debemos aprender de los niños a disfrutar y apreciar las pequeñas cosas de nuestra vida. ¿Te has fijado como un niño puede pasar horas jugando con una caja de cartón siendo completamente feliz? Si comenzamos a disfrutar de las cosas simples, como los niños, entonces no tendremos que rebuscar esa perdida felicidad. Debemos comenzar a valorar las pequeñas alegrías y a apreciar cada logro sea este pequeño o grande.

Debemos empezar a vivir el presente. Lamentándonos de nuestro pasado sólo conseguiremos vivir en un eterno dolor. Hay que conseguir olvidarse de las cosas que nos hacen sentirnos tristes o molestos. Perdonar a las personas que nos han hecho daño, se convertirá en una gran liberación. Si tenemos alguna pasión entonces, debemos intentar invertir tiempo en ella.

Lenguaje corporal de los chicos


¿A menudo confundes las intenciones de los chicos? La verdad es, que saber si le gustas a un chico o no, no es una tarea fácil. Para acertar y saber cuáles son sus intenciones, debes conocer su lenguaje corporal. El lenguaje corporal puede revelarte fácilmente si les gustas o si simplemente quieren ser tus amigos. Apunta:

– Si un chico tiene interés por una chica, cuando ande hacia ella erguirá su cuerpo, inflará el pecho y meterá tripa.

– Si piensa que no le estás viendo y te está esperando podrás ver cómo “retoca” su apariencia: el pelo, la camisa, la corbata… todo debe estar bien colocado.

– Si está sentado o de pie con los pies frente a ti, eso significa que tiene interés por ti. Busca mirarte de frente para no perderte de vista. Su postura corporal será más inclinada de lo normal hacia a ti.

– Si te toca varias veces mientras que estás hablando con él, entonces te estará demostrando que está completamente centrado en ti y en tu conversación. Será más cariñoso contigo que con el resto de la gente.

– Si te espera con las manos en los bolsillos de los pantalones esto demostrará que está venga pensar en cuando llegas.

Morderse las uñas es un claro síntoma de nerviosismo. Esto te indicará claramente que mantener una charla contigo, le pone bastante nervioso y que está constantemente pendiente de ti. Esto también te puede indicar que, el chico en cuestión, es bastante tímido.

– Si un chico te mira a los ojos, a la boca, luego a la barbilla y continua hasta los pies, te estará indicando que le gustas. Tú puedes hacer lo mismo con él.