Romper un compromiso

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Romper un compromiso es un paso que lleva mucho tiempo de meditación y de reflexión interior. Sencillamente, porque cuando asumes un compromiso eres consciente de que has adoptado una promesa de estar con alguien en lo bueno y en lo malo. Sin embargo, en algún momento, surgen las dudas, y aquel que las sufre, tarde o temprano, tiene que tomar una decisión al respecto para actuar con coherencia. La ruptura deja muchas heridas pero está claro que todavía es más traumático seguir con una relación en contra de los propios deseos y de la propia voluntad. ¿Qué hacer cuando quieres romper un compromiso?

En primer lugar, ser honesto contigo mismo y con la persona que está a tu lado. Aunque ello implique, asumir que te has equivocado y que tal vez, has actuado de una forma inmadura al no ser consciente de las consecuencias de tus actos. Por ello, es tan importante pensar bien las cosas antes de asumir un compromiso serio. Por otra parte, conviene marcar distancia con la pareja para poder ver la situación con objetividad y si de verdad, el conflicto procede de la falta de amor y de afecto.

En medio del enfado, por ejemplo, es difícil sentir el amor romántico, por ello, hay que profundizar en los sentimientos hasta verlos al desnudo. Por otra parte, existen rupturas que se producen incluso, antes de una boda. En ese caso, el drama es todavía mayor para aquel que es abandonado ya que tiene en parte el peso de la vergüenza de tener que dar explicaciones a todos los demás, familiares, amigos e invitados. En este tipo de situaciones es adecuado pensar que lo mejor es que por lo menos, la verdad haya salido a la luz. Sólo así, es posible volver a empezar de nuevo para buscar al verdadero amor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *