Relaciones amorosas en la distancia


Muchas parejas mantienen una relación sentimental en la distancia pese a todos los inconvenientes que ello conlleva. Sin embargo, los vínculos de unión se fortalecen… Los lazos se consolidan al ser ambos conscientes del esfuerzo que supone no estar físicamente junto al ser amado.

Es un problema que se presenta con más frecuencia de lo que la mayoría piensa. Actualmente un número significativo de individuos viajan por cuestiones profesionales. Algunos tienen que desplazarse con residencia fija a otra ciudad. Otros realizan desplazamientos de forma sistemática.

Tanto los psicólogos como los sexólogos recomiendan grandes dosis de comunicación y confianza mutua. Es posible sobrevivir el tiempo de separación y mantener viva la llama del amor y la pasión por el otro.

No todo son desventajas en tales situaciones. Un aporte positivo es el encuentro con la creatividad. Es una forma divertida de impedir que el romance no muera. Ciertas ideas originales con un toque personal de amor podrás plasmarlas en tarjetas electrónicas, pies de fotos sensuales o incluso volcar tu más puro sentimiento en cartas de amor reales publicadas en foros o blogs. La finalidad es demostrar a la pareja lo mucho que se piensa en ella. Las ansias del reencuentro hacen que resurja una especie de nuevo enamoramiento… Es como si cada vez que os volvéis a ver se empezara de cero porque un capítulo ha quedado atrás para abrir las puertas al siguiente episodio.

La reflexión es otra faceta a tener presente en estas relaciones. En todo momento se debe saber cómo se están desarrollando las circunstancias. Por ello, la sinceridad jugará un papel determinante.

Un importante obstáculo es el tema de la fidelidad. Hay personas que necesitan la sexualidad de manera asidua aunque estén enamoradas profundamente de sus parejas. En estos casos hay que buscar soluciones intermedias que no perjudiquen a ninguno de los dos.

Constelaciones Familiares


Saber la razón de nuestros comportamientos actuales, el modo que tenemos de sentir y afrontarnos a los problemas, tiene una explicación que puede ofrecértela las Constelaciones Familiares.

El descubridor de dicha técnica es Bert Hellinger, quien lo describe como una forma de filosofía aplicada. Si sabes el lugar que ocupas en el interior de tu familia podrás abordar más convenientemente los conflictos que te plantee la vida.

No se trata de corregir conductas, sino de tomarse la vida tal y como es: con sus alegrías y sus penas. Sólo así iniciarás el camino de la sanación.

El proceso

La Constelación Familiar pone en un escenario a los representantes (que substituyen a los miembros reales de la familia) y se les sitúa según el sentimiento del sujeto constelar (es decir sobre el cual gira el proceso). De una manera viva e impresionante surge la conexión inconsciente hacia los seres humanos que han determinado persistentemente su vida (padre, madre, hermanos, abuelos, tíos, niños propios, etc).
Los niños juegan aquí un papel equilibrador ya que reemplazan a estos miembros, lo cual influye en la actual posición del niño en la familia y tiene mucha repercusión en futuras relaciones, profesión y salud.

Se trata de enseñar el camino hacia la resolución de problemas. Si se consigue tomar aquel sitio en la familia que le corresponde por su orden, no sólo se libera la fuerza personal sino también la fuerza que proviene de la familia: libre para vivir la propia vida con éxito y sano.

Entonces, tendrás las llaves para amar libremente y alcanzar la felicidad… Todavía tienes un compromiso por encontrarte a ti mismo.

Y para finalizar una reflexión de Osho:

Existe una gran diferencia entre gustar y amar; el gustar no implica un compromiso, el amor es compromiso.

Mejorar las relaciones personales


La mayoría de nosotros, si nos detenemos a pensar, podemos identificar pequeños aspectos de nuestras relaciones que nos tiene un poco preocupados. Cuando hablamos de relaciones no nos referimos sólo a las amorosas, sino también a las familiares, laborales, etc. Una encuesta que se realizó no hace demasiado tiempo dio como resultado que el 97% de las personas consultadas estaban de acuerdo en afirmar que sus relaciones personales podían ser mejoradas de alguna manera.

Muchas de las personas a las que se les realizó dicha encuesta explicaban que les gustaría pasar más tiempo con su familia y amigos más cercanos, y ser más buenos en la comunicación personal. También querían menos estrés en sus vidas, tener una mejor resolución de sus conflictos y, tener relaciones más profundas y significativas.

Pero la mayoría de estas personas explicaron que, en realidad, no saben cómo empezar a hacer esos cambios en sus relaciones. Lo mismo ocurre cuando mantenemos una relación con una persona. Muchas veces pensamos (aunque seamos conscientes de los problemas) que mantener las rutinas que siempre realizamos pueden, en algún momento, conseguir resultados diferentes.

Por desgracia, siempre surgen crisis que no se pueden evaluar y que nos “atacan” de manera inesperada: una enfermedad, un despido, la ruptura de una relación, una muerte, etc. En estos momento te darás cuentas de quienes son las personas que verdaderamente están a tu lado. Esos supuestos 300 amigos que tienes en Facebook no estarán a tu lado en ciertas ocasiones.

Debes saber diferenciar entre amigos y conocidos. Es verdad aquello que dicen que los amigos se pueden contar con los dedos de las manos, a veces incluso con las de una sola mano. Recuerda que la cantidad no es un sustituto de calidad cuando se trata de las relaciones.

Vivir en pareja «a la islandesa»


Islandia es un país rico en tradiciones culturales. La mezcla de raíces vikingas y celtas ha dejado arraigadas costumbres en la pareja que el resto de los países del mundo debería tomar como ejemplo.

Procedente de las sagas islandesas te detallamos el comportamiento de la mujer islandesa en la sociedad medieval: una forma de proceder que muchas mujeres deberíamos imitar ya que el bienestar queda garantizado.

En el momento del matrimonio, el colectivo de féminas se topó con problemas que coartaban su libertad: el papel de la mujer a la hora de decidir sobre si su marido le convenía o no era un negocio paterno. Sin embargo, éstas disfrutaban de total independencia y autoridad en etapas en las que su marido estaba ausente (bien por destierro, bien por verse inmerso en una expedición vikinga). Entonces ella se convertía en la dueña y señora de la familia.

En caso de desear una separación radical de su pareja, la mujer recurría al “Althingi” para exponer su circunstancia y solicitar el divorcio de su marido.

Cuando una islandesa se quedaba viuda o se divorciaba podía casarse nuevamente sin necesidad de consultar a la familia, aunque los consejos nunca estaban de más.

Actualmente Islandia es una sociedad culturalmente orientada a educar niños sanos y felices. La mujer islandesa considera una estupidez esperar hasta los 38 años para tener el primer bebé ya que saben que pase lo que pase el futuro de los hijos está asegurado. Hablamos de la composición de familias extensas, cuyo comportamiento para los menores es de tribu: la forma ancestral y genuina de criar a los bebés y niños humanos, entre muchos adultos amorosos y no encerrados entre otros de su misma corta edad.

Los Países Nórdicos están considerados como un modelo debido a su éxito en la lucha por la igualdad de géneros y la armonización de la vida profesional y familiar. La mayoría de mujeres islandesas trabaja fuera de casa, de ahí que es evidente que la familia y el trabajo deban coexistir de manera satisfactoria.

Relaciones de pareja interesadas


Te han enseñado que lo hermoso es amar intensamente de un modo verdadero…y uno de los fines para saborear la felicidad consiste en desprender estos sentimientos y ser correspondido. Sin embargo, no siempre sucede así: las relaciones de pareja interesadas han existido a lo largo de la historia y todavía hoy se estilan.

Los matrimonios de conveniencia son acuerdos previamente pactados. Históricamente una práctica utilizada por la realeza, nobleza y ricos en general con diversos fines: tener descendencia para conservar la privilegiada posición, o para adquirir el status y poder que a veces garantiza el éxito social. El auténtico amor quedaba relegado a los pobres y para aquellos que literalmente no tenían nada que perder o ganar.

Actualmente un caso de matrimonio de conveniencia está compuesto por un español o residente extranjero que se casa con un ilegal para ayudarlos, sin cobrar, a obtener la ciudadanía. Sin embargo, la mayoría recibe entre 4.000 y 7.000 euros por el favor. En el trasfondo la actuación de bandas delictivas organizadas. Se han intensificado los controles. Los jueces de registros civiles ya han rechazado multitud de circunstancias en las que uno de los miembros era español y el otro extranjero.

Saber distinguir el verdadero enamoramiento del falso es cuestión de estar atento a las siguientes señales:

1. Cuando una persona se siente atraída por otra como consecuencia de lo que tiene o representa: riqueza, poder, clase social, etc.

2. Personas inseguras que engañan a la persona amada para seducirla, con cualidades que no tienen u ocultando defectos.

3. Tras una decepción amorosa, hay quienes quieren volver a enamorarse para olvidar el amor que le está haciendo sufrir, mantienen una relación con otra persona con la que se sienten cómodos pero no enamorados. Pasado cierto tiempo esta relación fracasa.

4. El caso de, sobre todo, adolescentes, que creen estar enamoradas de sus ídolos, sienten admiración por lo que hacen o por como son físicamente, y lo confunden con el amor.

Contactos apasionados en la Red


Una vez más has podido comprobar que tu círculo social ya no te aporta los alicientes que requiere tu evolución personal. A todo esto se suman las circunstancias de observar cómo tus mejores amigas y amigos se han emparejado, hasta muchos de ellos han entrado a formar parte del universo de la paternidad y maternidad.

Ha pasado demasiado tiempo desde que sucedió el trágico desenlace de la última ruptura de pareja…Y tú siempre fuiste un enamorado del amor. Los tiempos actuales piden a gritos familiarizarse con las nuevas tecnologías….Ahí está Internet. Todavía no sabes con certeza qué andas buscando: un romance pasajero, una relación seria, una cita sexual puntual. Por lo que sí apuestas en estos momentos de tu existencia, es por volver a sentirte vivo al lado de una persona que desate la llama de la pasión.

Decides comentar con tus familiares el paso crucial de contactar con gente a través de la Red. Unos se muestran a favor: los encuentros virtuales son más sencillos que los típicos encuentros sociales. Otros son reacios y señalan su peligrosidad y escasa fiabilidad. Tus ganas de adentrarte en lo aún desconocido, finalmente te conduce a intentar conocer a diferentes personas en Internet. Las citas virtuales permiten una búsqueda bien específica del par deseado por medio de la selección de perfiles que realiza el software de los portales serios de encuentros por Internet.

Te pones manos a la obra. Hallas la sensación de libertad que no eres capaz de saborear en las relaciones ordinarias. La escritura, aquí el medio principal de comunicación bidireccional, va descubriendo las interioridades propias y de la otra persona. Estás disfrutando de un juego divertido donde aprender cosas nuevas, con el que puedes compartir sentimientos y conocimientos ¿Y por qué no? A lo mejor tu media naranja te está esperando al otro lado del océano.

Los sueños en las relaciones de pareja


Hay una forma peculiar de “conocerse uno mismo” mediante los mensajes que te llegan de los sueños. Esto supone un paso importante para alcanzar la felicidad. A raíz de un intenso proceso de introspección puedes analizar tus puntos fuertes y tus debilidades. Las puertas de la comprensión hacia el prójimo quedarán abiertas de par en par a fin de que los mecanismos de la empatía entren en juego.

Todas las pasiones y emociones reprimidas aparecen inevitablemente en la mente de los seres humanos cuando se meten en la cama y cierran los ojos. El deseo de muchos convertido en realidad es la tranquilidad de una vida saludable en pareja. En tus manos está interpretar adecuadamente los sueños y canalizar las buenas energías para reconducir el universo onírico.

Soñar con los elementos de fuego y agua son claves fundamentales en las relaciones de pareja. En función del contexto, el fuego puede significar transformación, purificación, iluminación espiritual, pasión o sexualidad. Un pequeño fuego y manso seguramente quiera decir paz y equilibrio consigo mismo. El agua puede sugerir el útero, la seguridad prenatal, la bienaventuranza. Sumergirse en las aguas probablemente indique la búsqueda del significado de la vida.

Si sueñas con el amor y que estás enamorado puede reflejar un estado amoroso en tu relación actual. También representa tu felicidad y tu satisfacción con la vida. Sin embargo, soñar sólo con el amor puede significar que te falta el cariño en la vida real. Tendrás mucho éxito si en tu sueño aparece una pareja de enamorados. Cuando en su espacio onírico una mujer joven está en un baile, acompañada de muchachos que desean conquistarla, es señal de que encontrará un maravilloso esposo. Y por último, el hecho de brindar con amigos o parientes simboliza felicidad al lado de la persona amada.

Estropear una relación rebote


Ver a tu ex con otra pareja puede ser bastante doloroso. Si la ruptura ha sido muy reciente, seguro que te sientes apuñalado por la espalda pero, tranquilo, hay buenas noticias: según un reciente estudio el 90% de las relaciones “de rebote” no duran. Los expertos aseguran que las personas que acaban de pasar por el abandono de su relación, en realidad, no están acostumbrados a estar solos y necesitan a alguien para llenar ese vacío momentáneo. Debes ser duro y seguir alguno de los consejos que a continuación te damos si quieres que tu parejas se piense en dejar esa relación rebote:

– Mantener el contacto
Lo más probable es que hayas estado llamándola y luchando para que considerara el volver contigo ¿verdad? Esto, es probablemente una de las peores cosas que puedes hacer. Debes dar la espalda a lo sucedido y que vea que sin ella sigues siendo fuerte y muy capaz de seguir viviendo la vida. La mayoría de las mujeres se sienten muy atraídas por los tipos duros, así que debes demostrarle que no la necesitas.

– Preocuparte por ti mismo
Ahora es el momento de hacerte más atractivo físicamente. Hay muchas maneras de que puedas conseguir esto, por ejemplo, puedes apuntarte a un gimnasio y empezar a trabajar tu cuerpo. Puedes realizarte un nuevo corte de pelo y cambiar tu fondo de armario. Tu objetivo es empezar una nueva época de manera radiante.

– Pásartelo bien
Sólo debes divertirte sin abandonar tus obligaciones. Actúa como si el hecho de que ella estuviera saliendo con otro chico ni siquiera te molestara. Recuerda: la gente, normalmente, desea todo aquello que no puede tener.

Dependencia o independencia


Para muchos el mero hecho de empezar una relación implica una cierta dependencia. Puede que sea verdad, pero no tiene por qué ocurrir. Tradicionalmente era la mujer la que se sometía al hombre, abandonaba sus hábitos y, en muchos casos, su trabajo para dedicarse a su marido, a su casa y a sus hijos.

Pero los tiempos han cambiado y la igualdad está de moda, por lo que ahora ya no son ellas las sumisas, sino que se busca un equilibrio entre los dos miembros de la pareja, compartiendo las tareas del hogar y los cuidados de los niños, además de intentar que los dos tengan un buen empleo.

Esta nueva forma de pensar ha llevado a muchos al extremo de convertirse en personas completamente independientes a pesar de tener pareja y, sobre todo cuando no tienen hijos, organizan sus planes sin contar con el otro, los fines de semana salen por separado y cada uno come en casa de sus padres. De hecho, hay algunos que incluso retrasan el momento de compartir piso con su compañero sentimental para no perder esa autonomía.

Pero la excesiva independencia no ayuda al buen funcionamiento de la pareja, ni da pie a su necesaria evolución, y muchas relaciones terminan precisamente por esta razón. Entonces, ¿qué debemos hacer? Los jóvenes del siglo XXI rechazan por completo la idea de perder su libertad, pero deben entender que no se trata de eso, sino de cuidar tu relación manteniendo tu espacio.

Lo que queremos decir con esto es que no hay nada de malo en que salgas una noche con tu grupo de amigos/as ni en que mantengas tus hobbies, son cosas que no debes abandonar, pero no debes tener por costumbre organizar tus planes sin ni siquiera hablar antes con tu pareja, porque puede que él/ella tuviera pensado algo para compartir contigo.

Como conclusión, podríamos decir que ni la excesiva dependencia es la actitud correcta ni la extremada independencia, ya que la primera te separa de tus amigos y familiares y te convierte en alguien sin personalidad mientras que la segunda puede provocar la ruptura con tu pareja.

Amor o apego


¿Qué es el apego? Podríamos definirlo como una relación especial emocional que implica el intercambio de confort, atención y placer. Las raíces de la investigación sobre este sentimiento se basan en las teorías de Freud sobre el amor. Otros investigadores de gran renombre, también se han preocupado por averiguar y teorizar más sobre esta vinculación afectiva tan especial.

John Bowlby dedicó una extensa investigación sobre este concepto, describiéndolo como una conexión duradera psicológica entre los seres humanos. Bowlby comparte la visión psicoanalítica de que las primeras experiencias que se producen en la infancia tienen una influencia muy importante en el desarrollo y el comportamiento futuro de las personas. Nuestros estilos de apego temprano se establecen en la infancia a través de esa primera relación que mantenemos con la persona que nos cuida siendo bebés.

Además de esto, Bowlby cree que el apego ayuda a la supervivencia. La propensión a realizar fuertes vínculos emocionales es un componente básico de la naturaleza humana. Técnicamente, podemos apegarnos a cualquier cosa: mascota, objetos, etc. Existen diferentes características que pueden definir mejor este tipo de relación, en este caso, personal:

– La conservación de todo aquello que no es próximo, es decir, deseo de estar cerca de la gente con la que estamos a gusto.
– El apego nos permite mantener una relación de comodidad y seguridad. Cualquier amenaza o miedo se supera mejor con alguien al lado con el que tienes esta vinculación.
– Cuando esa persona por la que sentimos un verdadero apego desaparece puede producirse la ansiedad por ausencia.