Relaciones demasiado rápidas


Cuando comienzas una relación, lo haces pensando que esa persona va a ser el amor de tu vida. Esto, no es siempre así y puede que la relación llegue a durar mucho menos tiempo del que pensabas. Las chicas, normalmente, se suelen implicar mucho más en la relación. Ellas, ser más atentas y se preocupan más por la evolución de la relación, el problema está cuando no reciben lo mismo por parte de la otra persona.

Hay gente que cuando consigue lo que quiere, comienza a perder el interés que tenía por seguir con una relación duradera. ¿Era realmente amor? Al igual que cuando conduces un coche, acelerar demasiado y frenar bruscamente no es nada bueno. Lo mejor, es que vayas poco a poco en tu relación.

Las prisas por conseguir a la otra persona pueden hacer que cometas muchos errores que harán que ni siquiera comiences a tener citas. Si ya estás saliendo con alguien ¿por qué quieres ir tan deprisa? ¿se acaba el mundo? Debes esforzarte por conocer a tu pareja. Si no te interesa es que, en realidad, no estás enamorad@.

Puede que estas prisas se produzcan por alguna situación “traumática” que hayas vivido con anterioridad, como por ejemplo un desengaño amoroso. Intenta analizar cuál es el problema y si lo que estás haciendo a tu nueva pareja está bien o no. No todo el mundo es igual y no te tiene por qué volver a pasar lo mismo. Recuerda lo mal que tu lo pasaste y no hagas pasar por eso a otra persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *