Qué hacer cuando tú eres tu peor enemigo


El bienestar nace de tu interior, depende de ti, por ello, es importante que aprendas a tratarte tan bien como tratas a tu mejor amigo a quien quieres, valoras y aprecias. Las personas podemos llegar a ser nuestras peores enemigas al hablarnos duramente a nivel interno. El diálogo interior es tu fuente de bienestar o por el contrario, tu fuente de insatisfacción crónica. ¿Cómo dejar de ser tu peor enemigo para tratarte con el respeto que mereces?

Es posible cambiar

En primer lugar, es importante apostar por el cambio y entender que sí se puede cambiar, pero para hacerlo, se necesita compromiso, fuerza de voluntad y esfuerzo: ¿En qué grado estás implicado con este propósito?

No pospongas durante más tiempo decisiones importantes en tu vida, hoy es un buen día para empezar de nuevo: ¿Por qué esperar a mañana para ser feliz cuando puedes empezar a serlo hoy?

Si te tratas de una forma cruel, entonces, tienes que analizar la causa de esta actitud: ¿Por qué te tratas así? Hasta que no descubras la causa no podrás cambiar.

Cómo aprender a quererte

Los adultos pueden arrastrar muchos conflictos de la infancia, puesto que hemos interiorizado modelos afectivos de la niñez que no siempre son saludables. En ese caso, analiza tu infancia para ver si el modelo de pareja que viste en tus padres fue el adecuado.

Del mismo modo, puedes profundizar en cómo fue tu relación con el resto de compañeros de colegio: ¿Eras uno más o en algún momento sufriste el vacío? Hoy es un buen día para sanar las heridas del pasado porque desde la madurez cuentas con más sabiduría y con más capacidad de comprensión para entender situaciones, que antes te resultaba imposible entender.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *