Protección de la pareja


¿Qué tipo de amante eres? ¿Te importa ser amado? ¿Simplemente lo que más te preocupa es conseguir el amor de alguien? Aquellos que siempre piensan en el amor de forma positiva, siempre suelen poder contar un final feliz de sus aventuras amorosas. Lo bonito es cuando te llega el amor verdadero y empiezas a preocuparte por alguien sin ningún motivo en especial.

A menos que tu amor no sea sinónimo de una simple relación física, tu amor debe trascender por encima de todo y nada, o casi nada, debe preocuparte más que esa persona de la cual te has enamorado. Las relaciones amorosas entre padre e hijos, están por encima de cualquier otra cosa en el mundo y son diferentes a cualquier tipo de relación. En las relaciones amorosas entre personas, siempre debe haber una atención directa sobre la pareja. ¿Eres una persona a la que le gusta que le cuiden?

Las “atenciones” siempre son necesarias cuando se mantiene una relación estable con alguien. Si la otra persona nota que no le prestas nada de atención, puede que pronto busque comprensión y atención en otra persona. Amar significa dar. El amor exige que mantengas a tu pareja feliz. Debes saber perdonar sus errores y valorar las cosas que hace por ti.

Estar pendiente de tu pareja no es malo siempre que no se convierta en una obsesión. Ambos debéis tener vuestro espacio pero siempre sabiendo que tenéis al lado una persona que os dará lo que necesitáis en cuanto se lo digáis. Está claro que cuando se quiere a una persona uno de los primero sentimientos que afloran es el de la protección.

Amor,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *