¿Por qué discuten las parejas?


Las discusiones en pareja son necesarias ante los desacuerdos lógicos entre dos personas, para negociar soluciones ante los problemas o expresar opiniones aún con distintos puntos de vista.

El problema es que hay parejas que no saben discutir, no se escuchan ni se centran en las soluciones, sino en buscar culpables y defender sus respectivas posturas, a veces de forma agresiva ya sea enfadados o gritando. Por eso cualquier tema en el que haya desacuerdo, puede provocar discusiones destructivas donde lo importante es ganar al otro.

En general, las parejas suelen discutir por temas de la familia política o por la educación de los hijos, si los hay. Cuando se discute en pareja, suele ceder el más inhibido, el que huye de los conflictos o convive con una persona con un estilo de comunicación más agresivo.

Para que las discusiones no lleguen a ser tan molestas y podamos disfrutar más de los momentos agradables con nuestra pareja, seguid estos consejos:

– Utilizar las frases “a mi me molestas” o “yo siento” es menos dañino que soltar una crítica compulsiva hacia la actitud del otro.
– No tratar de convencer al otro que está equivocado ni pretender cambiar sus percepciones, hay que aprender a aceptar al otro con sus propias opiniones.
No evadir el conflicto. Si uno se va o corta el teléfono, es muy dañino para la relación, porque puede resultar para la pareja como algo tremendamente agresivo.
– Ponerse en el lugar del otro antes de que el gran conflicto estalle, porque cuando se está enfadado es muy difícil ser objetivo y lograrlo.
– Ser siempre respetuoso. Este factor es fundamental en una relación de pareja y bajo ningún punto de vista debe perderse.
– Eliminar las ironías.
– Saber pedir perdón y aceptarlo cuando la otra parte se muestre arrepentida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *