Pareja de una mujer con la menopausia


Vivimos en una sociedad que se preocupa mucho por el físico y la eterna juventud. Cuando la piel se vuelve un poco menos elástica y la forma de tu cuerpo empieza a cambiar, te preguntas si vas a ser capaz de seguir haciendo todas las cosas que quieres. La sensación de envejecimiento puede comenzar y afectar a nuestra relación de pareja.

Cuando se trata de sexo, una mujer puede experimentar sequedad y la preocupación de que las relaciones se vuelven dolorosas. Si no hablas de ese tema con tu pareja tendrás que empezar a hacerlo ya que muchos de estos problemas se pueden solucionar fácilmente. Eso sí, al principio es normal que muchas mujeres no estén bien consigo mismas. La inseguridad de las mujeres es a menudo el motivo principal de los problemas de pareja cuando se comienza con la menopausia.

Una de las cosas más importantes que se debe hacer cuando se comienza con la menopausia es hablar con la otra persona pero no de una manera fría e insensible. Se deben señalar los cambios que se han notado. Nunca se debe ser despectivo o irrespetuoso. Es importante que las parejas de mujeres menopáusicas se informen sobre el tema.

En términos de sexo, puede ser un momento de cambio para ambos. Una mujer puede comenzar a no disfrutar del sexo o, todo lo contrario: pasar por la menopausia puede hacer que algunas mujeres se sientan libradas y quieran tener sexo con mucha más frecuencia. Las parejas pueden tener que encontrar nuevas formas de tener intimidad sin tener relaciones sexuales con penetración. Muchas parejas desarrollan una relación más sensual e íntima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *