Música durante la boda


La música se ha convertido en uno de los imprescindibles que debe estar presente en cualquier boda. La duda de los novios llega a la hora de la elección: DJ o un pequeño grupo. Para ayudaros en vuestra elección final, aquí tenéis unos cuantos pros y contras de cada uno:

1.- Grupo musical
Pros
Verdaderamente, hay muy pocas cosas comparables a la música en vivo. Mucha gente se emociona mucho más escuchando un solo de guitarra en directo que escuchando ese solo grabado. Los músicos pueden cambiar el tempo de las canciones para así animar o relajar a los invitados.

Contras
El principal, y con los tiempos que corren más, es su elevado precio de contratación. Algunas bandas sólo tocan determinados estilos, por lo que encontrar el que más se adapta a vuestras necesidades puede ser muy complicado. Los músicos van a necesitar hacer descansos, así que debéis tener un CD preparado para ponerlo en esos momentos.

2.- DJ
Pros
La mayoría de los DJs tienen bibliotecas de cientos e incluso miles de canciones. Eso significa que la música que vaya poniendo coincidirá con los variados gustos de los múltiples invitados. La música no parará en ningún momento: brindis, corte de pastel, etc.

Contras
Cuidado con contratar un DJ aburrido o peor aún, el de piloto automático. Debido a que muchos DJs de bodas tienen sus propias rutinas, estos pueden llegar a ser muy aburridos. Asegúrate de reunirte con la persona que en realidad va a realizar esa función durante la boda y dejar claro que es lo que queréis que suene durante el evento. Muchas veces se contrata ese servicio y aparece alguien que no tiene nada que ver con tus gustos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *