Miedos de una persona enamorada

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


En la medida en que una persona se enamora experimenta la contradicción de tener sensaciones de plenitud pero también, emociones menos agradables como el miedo y la duda. ¿Cuáles son los temores frecuentes de una persona enamorada?

En primer lugar, crece el vértigo de la posible pérdida y del amor no correspondido. El rechazo duele mucho al igual que el hecho de ser abandonado porque la pareja se ha enamorado de alguien diferente. El amor con garantías no existe, por ello, la única forma de poder vivirlo es asumir los riesgos y vivir el presente. El futuro es un horizonte incierto en el que puede pasar cualquier cosa, especialmente, en la sociedad actual cuando el número de divorcios ha aumentado. Pero si te dejas paralizar por los temores del futuro, entonces, nunca darías el paso de amar en libertad.

Por otra parte, cuando se ama a alguien también se sufre por todo lo que le pueda pasar a esa persona. Te angustia la idea de que pueda perder su trabajo, tenga algún problema de salud o no sea feliz. Existe un miedo habitual en la persona enamorada y es el hecho de sentir que no se aporta felicidad al otro.

Las parejas enamoradas también temen mucho la rutina y la monotonía, tanto que a veces, luchan contra ella de una forma especialmente obsesiva. Es inevitable tener rutina cuando tienes una historia de más de cinco años. El miedo es bueno porque te permite no acomodarte y estancarte en tu situación sentimental para trabajar y luchar por tu historia con todas tus fuerzas.

Conviene encontrar el equilibrio entre el exceso de confianza y la inseguridad absoluta: tampoco se puede vivir con el miedo continuo a un posible abandono por ello, es positivo potenciar la comunicación y la confianza mutua a través del cariño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *