Mi pareja fuma


Observas cómo tu pareja tiene la necesidad física de recibir su dosis diaria de nicotina… De hecho, enciende un cigarrillo tras otro de un modo casi automático. Tu preocupación aumenta. No sólo te molesta el humo continuo desprendido del tabaco, sabes que el hábito instalado en “tu amorcito” es una drogadicción.

Lo primero es determinar qué perfil de fumador es tu pareja. Si utiliza el tabaco como un relajante y únicamente en situaciones de crisis o nerviosismo, estás ante un fumador negativo. Una actitud hedonista frente al tabaco se produce cuando se fuma de manera controlada, disfrutando del placer del humo. Pero te topas con un gran problema cuando el fumador es crónico, es decir, cuando fuma constantemente sin ser consciente de ello.

La Organización Mundial de la Salud cataloga el tabaquismo como “una enfermedad adictiva crónica”. Los efectos negativos sobre el organismo son palpables: Disminuye la capacidad respiratoria e incrementa significativamente el riesgo de padecer cáncer, enfermedades cardiorrespiratorias y otros problemas de salud.

Una de las soluciones más novedosas es animar a tu pareja a que se efectúe una espirometría. Probablemente, los datos proporcionados por esta prueba harán que deseche la idea de seguir fumando.

El objetivo de una espirometría es la identificación precoz de anormalidades funcionales pulmonares en pacientes que no tienen ningún o pocos síntomas. A raíz de someterse a tal práctica se adquiere más conciencia sobre los peligros de desarrollar las enfermedades que provoca el tabaquismo.

Actualmente, el consumo de tabaco es el principal problema de salud pública en los países desarrollados. Y es que puede desencadenar mortalidad prematura ya que se ha asociado a más de veinticinco enfermedades.

Existen razones de peso para abandonar el hábito de fumar. Si cuentas con el apoyo de tu compañero/a sentimental, el camino hacia una liberación saludable se tornará más llevadero.

Conflictos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *