Mandalas en pareja

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Centrarse en los mandalas supone un viaje fascinante hacia la individualidad en el sentido de reconocerte con tu ser esencial. Si te atreves a pintarlos en pareja, también descubrirás gratificantes técnicas de relajación.

Los mandalas son dibujos completos, generalmente circulares, que según el hinduismo y el budismo, representan las fuerzas que regulan el universo y que sirven como apoyo de meditación.

Muchos especialistas utilizan el mandala como elemento curativo. El psicólogo Carl G. Jung utilizó los mandalas como ejercicio de relajación metódico en terapias psicológicas. Partió de la base de que la persona que medita a través de mandalas, los dibuja o pinta, participa en gran medida en su propio proceso curativo, se autotrata. El hecho de elegir el material que va a usar, los colores, la disposición de los elementos, observa como depende de sí misma y pone su implicación emotiva en la creación.

Las ceremonias, enseñanzas o rituales de los monjes budistas están presididas por mandalas. Los elaboran con arena de colores (proveniente de piedras semipreciosas trituradas) y, una vez finalizados, la hacen desaparecer o integrarse en otro lugar (mar, río), para simbolizar el ciclo de la vida (su impermanencia). Y es que “todo es de carácter transitorio, nada dura siempre, es necesario dejar fluir lo que nos rodea y sólo el camino es la meta”.

Conoce a tu a pareja

Anima a tu pareja a pintar mandalas ya que a través de ellos puedes extraer interpretaciones sobre su estado de ánimo y preocupaciones.

Amarillo. Es el color del Sol, la iluminación, la claridad. Significa cierta alegría, sensación de libertad, así como puede simbolizar aparente superficialidad o envidia.

Azul. Es el color del cielo y del mar, el color de la verdad para los egipcios. Significa paz y tranquilidad, pero también puede denotar aburrimiento e ingenuidad.

Rojo. Es el color del fuego, la pasión y el amor. Se puede interpretar que la persona que lo utiliza muestra confianza en sí misma, alegría de vivir, así como también alto grado de impulsividad y cierta agresividad.

Verde. Es el color de la naturaleza y la fertilidad. Y de la esperanza o la vida, símbolo de purificación, y también de ambición o poder.

Negro. Es la carencia de color o caos. Significa sentimiento de invencibilidad, así como muerte o tristeza.

Blanco. Simboliza la pureza de espíritu y la alegría. Denota sensación de libertad, así como frialdad o tendencia a la abstracción.

Parejas,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *