Los cócteles del amor


Uno de los modos apropiados para encontrar el amor puede ser perfectamente a través de una exótica bebida ¿para qué se inventaron los cócteles? ¿Tal vez para ligar?

Orígenes

Una de las teorías más defendidas, sostiene que los americanos crearon el cóctel para que las bebidas no se tomaran sin compañía. Cuando surgió tal denominación dicha bebida debía ser internacional pero hoy día ya da igual tal requisito.

En torno al cóctel han nacido leyendas. La designación del sustantivo proviene de la famosa “cola de gallo” (cock- tail), cuando se mezcló por primera vez un conjunto de bebidas que fueron ofrecidas a unos marineros franceses que visitaban una isla del Caribe. En 1806, los ingleses publicaron en el periódico “The Balance” una información que explicaba que el “cocktail” era una bebida estimulante compuesta de líquidos diversos a base de azúcar y angostura.

Sin embargo, la versión más original procede de México. A principios del siglo XIX, Axolat VIII recibió en su pabellón a un general americano de los Estados del Sur, ofreciéndole una gran copa con mezclas de diferentes bebidas. Su hermana, la princesa Cóctel era la portadora. Al preguntar el general el nombre de tan buena bebida preparada en su honor, el militar decidió bautizar la mezcla con el nombre de tan bella dama.

Llama de Amor

Por poner un ejemplo característico, la receta del Flame of Love Martini (en español Martini Llama de Amor) surgió en el Chasen’s de Beverly Hills, un exclusivo punto de encuentro para las estrellas de cine, políticos y otras personalidades. Su barman, el ya mítico Pepe Ruiz, sería su inventor. Para su preparación dicho experto hizo lo siguiente: cortó la piel de una naranja en tiras, puso un poco de jerez fino en una copa de Martini fría, lo hizo girar hasta bañar el interior y vació la copa. Después exprimió las tiras de piel y fue calentando el aceite exprimido en la llama de una cerilla, bañando el interior de la copa con el aceite de naranja caramelizado. De la misma manera, flameó la piel de toda la naranja.

Amor,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *