Las tres dudas más frecuentes antes de la boda


Cuando una pareja lleva compartiendo un tiempo de relación y se decide a dar el sí quiero, de forma inconsciente, surgen muchas dudas ante esa idea de compartir toda una vida en común. El futuro puede ser la puerta de los fantasmas, las dudas y de las inseguridades en el terreno del amor. Existen tres dudas que afectan de una forma habitual a las parejas de novios que están a punto de pasar por el altar.

La sombra de la infidelidad

La vida es muy larga y desde la situación presente existen personas que no se sienten capaces de sentir como algo realista al cien por cien la idea de compartir toda la vida en común. La mejor fórmula de llegar a pasar muchos años en una relación de pareja estable y feliz es vivir el día a día. Por ello, conviene restar valor al término “para siempre” porque la vida se vive poco a poco conforme se va presentando.

El peso de la rutina

El noviazgo es una etapa bonita en donde los inicios están marcados por la ilusión constante. Ante la idea de un amor para toda la vida surge la sombra de la rutina y de la monotonía como esa losa que termina aplastando a tantas parejas que no saben salir de ella.

Para superar este miedo conviene tener las cosas claras: en la vida existe mucha rutina en todos los ámbitos porque el ser humano necesita costumbres para vivir. Pero dichas costumbres también se rompen con iniciativa.

¿Es la persona adecuada?

Existen tantas personas en el mundo que justamente cuando alguien ya se decide a dar el sí quiero a alguien en concreto, ante el peso que tiene esa decisión, surge de forma inconsciente la duda sobre si esa persona será la adecuada o no lo será.

Si tienes una relación con alguien desde hace varios años y sientes que las cosas van bien y que le conoces de verdad elimina esos fantasmas del miedo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *