La tarea de la reconquista


El amor es una semilla que siempre debe regarse con la misma ilusión. O al menos, cada cierto tiempo, dedicar una atención especial a esta planta que, de lo contrario, se marchita. Pues bien, la tarea de la reconquista es esencial no sólo cuando ya has roto con tu pareja y quieres volver con ella, sino también, cuando más allá de llevar años de amor con tu pareja, hay algo que se ha perdido. Confianza, ilusión por estar juntos, alegría…

En ese caso, nada como volver a convertirte en el novio o en la novia perfecta para seducir una vez más a esa persona que en el pasado se convirtió en alguien especial. Conviene recordar los motivos por los que te enamoraste y también, recordar qué fue lo que al otro le enamoró de ti. Así es posible observar nuevamente a la otra persona con una perspectiva diferente.

Pues bien, reconquistar a alguien no es nada fácil, entre otras cosas, porque para lograr tal objetivo se debe estar convencido, es decir, el sentimiento de deseo interior debe de ser real. Es esencial que hagas sentir bien a la otra persona y que le sorprendas con planes que no tienen por qué ser románticos, o sea, basta con que al otro le gusten de verdad.

En el fondo la reconquista implica volver a despertar ese amor que sigue ahí pero que tal vez, se ha quedado un poco dormido y apagado. Es cuestión de hacer brotar de nuevo la chispa con un poco de ingenio y de paciencia. Y es que, no se deben forzar las cosas ni el ritmo del otro. Merece la pena cuidar de una relación a lo largo de los años y creer en el amor para toda la vida. Aunque se tenga que luchar constantemente por la otra persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *