La madurez en el matrimonio


Una pareja madura es aquella en la que sus miembros, de manera individual, han alcanzado un justo grado psicoafectivo para la resolución de los conflictos. Cada uno, por separado, debe haber desarrollado tres cualidades básicas: autocontrol, sabiduría y responsabilidad.

Es importante la capacidad de hacer lo correcto en cualquier situación, por difícil que resulte. De aquí se desprende la necesidad de saber aceptar y controlar las pasiones, las emociones, los deseos e impulsos. En otro sentido, hay que poner en práctica la comprensión y la capacidad de analizar, reflexionar y aprender de las experiencias vividas. Además, el hecho de aceptar las consecuencias de tus actos y los resultados de tus elecciones, demostrará integridad.

Analiza tu situación actual y observa si cumples con estas cuatro claves, esenciales para que un matrimonio funcione:

1. Risas y lágrimas. Hablar y escuchar está en tus planes. La convivencia es camino de rosas con espinas: hay momentos buenos y ratos malos. Lo bonito es saber “estar ahí” siempre para el otro.

2. Sentimientos claros. No permitas interferencias que perjudiquen a la pareja. Tal vez la familia de uno u otro se entrometan.

3. Amar y ser amado implica que el peso de la relación recae en los dos y lo expresas con palabras y actos, con atención y apoyo.

4. Espacio propio. Respetas la intimidad del otro. Necesitas satisfacer otros intereses personales para desarrollarlos plenamente.

Es inevitable que los problemas entren en juego y afrontarlos con madurez mide la compenetración de la pareja y fortalece los vínculos. Actualmente las fuentes más comunes de conflictos en las parejas son:

– Dinero.
– Crianza, educación y planificación de los hijos.
– Relaciones con las familias de origen de la pareja.
– Diferencias de valores.
– Diferencia de las expectativas sobre la relación.
– Diferencias en el placer sexual.
– Tareas del hogar.
– Estrés social, laboral y del hogar.
– Amistades.
– Mala comunicación entre la pareja y los miembros de la familia.

1 comentario

  1. Bueno hola soy una persona 49 años casado mi pareja es de igual edad,tenemos un problema es q ella desea q yo efectue las cosas q ella desea ,no tengo la suficiente libertad nos casamos hace 10 años elproblema es q la maduaracion se obtubo pero en el trascurso de los años se perdio x razones q no me lo explico ,en parte creo q tengo culpa soy hogareño no salgo de casa poero ella no se q desea y el punto q no madura como esposa se le olvido ahora no se xq q se puede hacer gracias x leer estas lineas saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *