La importancia de las citas


Una relación se puede ir haciendo mucho más fuerte cuando se van realizando diferentes citas. Poco a poco los “protagonistas” van descubriendo a la persona con la que están empezando a compartir nuevas cosas y de esta manera, van recibiendo diferentes avisos que les permiten descubrir si la persona que tienen delante es perfecta para ellos o no. En una cita, debe valorarse todo: las miradas, la actitud, el comportamiento, los valores morales, etc.

Casi todos estos factores juegan un papel muy importante en la decisión final. Lo mejor que puedes hacer para mostrarle a la otra persona que quieres estar con ella, es comportarte de forma racional y sensible. Una conducta impulsiva e incluso irracional, no te ayudará a alcanzar el objetivo deseado, independientemente de la actitud de la otra persona.

Debes ser consciente del “estudio” que ambas partes os hacéis cuando estáis comenzando a conoceros. Al igual que tú recordarás ciertas cosas de la cita, recuerda que a la otra persona le pasará lo mismo. A veces, en ciertos momentos, llegaréis a juzgar el nivel de confort por el que estáis pasando y valoraréis si vivir la vida junto a esa persona sería un compromiso asfixiante o una unión encantadora.

Si los dos estáis a gusto en vuestras citas todo irá saliendo poco a poco. Lo mejor es que los dos os encontréis cómodos y seáis naturales. Puede que después de varias citas, todavía no sepas que es lo que va a suceder. Lo mejor es que hables con esa persona para saber cuáles son sus intenciones.

Citas, Parejas,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *