La admiración en pareja, una técnica de seducción


La admiración es una técnica de seducción natural, es decir, atrae como un imán. De hecho, el amor platónico se basa precisamente en la admiración, en esa sensación de brillo y perfección que tiene una persona que se mantiene lejana y que parece inalcanzable. Más allá de tomar la admiración como un rasgo propio del amor platónico lo cierto es que esta cualidad es más que necesaria en la relación cotidiana de una pareja.

Admirar a una persona significa valorarle tal y como es pero también, sentir orgullo por estar a su lado. Saber que esa persona es especial para ti al cien por cien. Por ello, eres capaz de admirarle en base a todo lo bueno que tiene: virtudes, modo de ser, capacidad de esfuerzo… Podrías hacer el ejercicio de reflexionar durante unos minutos qué es lo que más admiras de tu pareja. Este gesto es especialmente positivo en caso de que estés atravesando algún tipo de dudas en la relación.

La admiración no debe de ser artificial sino que debe ser natural. Por ejemplo, la adulación forzada y el aplauso gratuito tarde o temprano se notan y se perciben como falsos. Además, esta actitud también fomenta el respeto en la pareja. Algo más que necesario cuando quieres construir un compromiso sólido a largo plazo dentro de una historia de amor que crece y se desarrolla a lo largo de los años.

Algunas personas piensan de forma equivocada que la admiración surge dentro del prestigio social. Lo cierto es que puedes admirar a la persona más humilde del mundo. De hecho, lo positivo es admirar a la persona y no a sus circunstancias. Así, podrás amar a tu pareja del mismo modo cuando se encuentre en la cima de su carrera o cuando se encuentre inmersa en el mayor fracaso.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *