Hazte valer


El valor es algo inherente a uno mismo, sin embargo, no siempre sabemos darnos el valor que tenemos en las relaciones personales. A veces, surgen conflictos de autoestima, inseguridades, miedo al rechazo, o lo que es peor, incapacidad de decirle al otro lo que de verdad nos pasa por dentro. Ante ese tipo de situaciones, es normal que el sujeto se quede mal por dentro, sencillamente, porque en cierto modo ha ido en contra de su propia verdad interior.

Hazte valer siempre, sencillamente, porque tú debes ser tu mejor amigo y quien más te quiera no sólo en los buenos momentos, sino especialmente, en los malos. Es decir, es ante un desamor cuando debes sacar fuerzas de flaqueza para seguir adelante y apostar por ti mismo, por tu vida y por tu destino, sin vivir a la espera de nadie más.

Cuando te des cuenta de que tus aspiraciones hacia otra persona no son las mismas que otra persona tiene contigo, entonces, quiérete a ti mismo. Aléjate y marca distancia en caso de que lo necesites. Vive tu vida pero no dejes que nadie te haga daño por no ver la luz que hay en ti. En algún momento alguien la verá pero no dejes que el dolor influya en el concepto que tú tienes de ti mismo. Eres alguien valioso. Eso no lo dudes nunca.

¿Cuándo se debe tirar la toalla en el amor? No es una respuesta fácil de contestar, todo lo contrario. Pero es uno mismo quien debe marcarse el ritmo y saber cuándo no está dispuesto a dar más. O mejor dicho, puede que a lo mejor, sencillamente, cuando estés empezando a sentir algo por otra persona quieras matar el sentimiento de raíz al ver que el otro no se implica del mismo modo. En ese caso, tal vez sea verdad, que matar el sentimiento es una forma de evitar un sufrimiento posterior más doloroso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *