Qué hacer cuando dudas de tu pareja


La duda es un sentimiento humano que llevado al extremo puede convertirse en una obsesión. Por ello, cuando una persona duda de su pareja debe de buscar el modo de ganar objetividad respecto del motivo de preocupación para saber si se trata de un temor inconsciente e injustificado o de una preocupación basada en razones de peso. ¿Cómo poder ganar más objetividad? En este tipo de situaciones, el criterio neutral de personas externas al conflicto puede ayudarte a clarificar tus pensamientos. Las dudas van más allá de los celos.

Pide la opinión de un buen amigo

Por ejemplo, si al contarle la historia a un amigo de confianza, te reafirma en tus propios temores o, por el contrario, resta peso con argumentos razonados a tus ideas, entonces, puede ser un punto de vista interesante a tener en cuenta. A poder ser posible, es adecuado consultar las dudas con más de una persona de confianza para poder obtener feedback.

Dialoga con tu pareja para clarificar tus miedos

Existen personas que cuando tienen dudas de su relación, se callan durante mucho tiempo y prolongan la situación de incertidumbre y sufrimiento. Hacer como si no hubiera pasado nada, nunca es una buena solución a un conflicto interior que crece todavía más cuando pretende silenciarse por la fuerza. En ese caso, esta voz interior se transforma en un eco de negatividad interior.

Dialoga con tu pareja, busca un lugar tranquilo para charlar y un buen momento. Después, expresa claramente cuál es tu motivo concreto de preocupación y qué es lo que tú esperas de tu relación. Puedes explicar concretamente cuáles han sido los hechos o las palabras que te han generado más esa desconfianza. Es más efectivo centrar un razonamiento de este tipo aportando información de hechos que recurrir al reproche personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *