Gafas de sol, ornamento seductor


Llevar gafas de sol demuestra sofisticación y añade un complemento distinguido que se combina con tu indumentaria. Además, son un elemento que seduce ya que al ocultar los ojos, la expresión del alma, estás potenciando el factor enigmático en los otros.

Soñar con gafas está relacionado con ver, descubrir algo que estaba oculto o, por el contrario, no poder ver con claridad lo que está sucediendo alrededor.

Puede que después de un sueño revelador, decidas utilizar con frecuencia gafas de sol. Tal vez añadas un papel llamativo a tu conjunto personal y levantes la atracción de las miradas. Son un excelente instrumento para ligar. Te permiten observar “descaradamente los movimientos de los demás” sin que se note.

Pero antes de lanzarte a la aventura de adquirir unas gafas de sol, te damos unos consejos:

– No te debe molestar sobre la nariz el peso de la montura sin los cristales.

– El puente de la nariz debe encajar con la forma de la nariz sin pellizcarla ni dejar marcas.

– Las patillas deben reposar sobre las orejas. Si son encorvadas, deben seguir la forma de la oreja, pasando por detrás de éstas. Las patillas son ajustables por lo general.

En función de tus datos faciales, has de elegir la montura:

– Cara cuadrada. Las curvas suavizan las facciones. Es preferible una montura de forma redondeada u ovalada.

Cara redonda. Evita las formas redondeadas en una cara redonda. Opta por formas rectas, cuadradas o con ángulos para estructura tu cara.

Cara ovalada. La cara ovalada es la más proporcionada y se adapta a todas las monturas. Una montura rectangular y gruesa te hará la cara más ancha y más corta. Evita las monturas finas, ya que pueden alargar tu rostro.

– Cara triangular. Escoge una montura ovalada con los bordes superiores redondeados; es ideal para compensar una barbilla puntiaguda.

Seducción,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *