Enamoramiento: la sensación de estar en las nubes


Existen sensaciones que no deberías olvidar nunca. En primer lugar, merece la pena vivir al cien por cien el momento del enamoramiento aunque luego, dicha historia no se concrete o no salga bien. Por otra parte, deberías conservar en tu mente esas emociones para poder revivirlas de nuevo en momentos de tristeza, dolor y decepción. El ser humano puede generarse mucha felicidad a sí mismo a través del mapa mental cuando aprende a recordar las cosas buenas de la vida.

¿Qué efectos o síntomas produce el enamoramiento? Seguro que ya habrás escuchado hablar en más de una ocasión de las mariposas en el estómago y de los nervios que se ponen en forma de nudo en la boca de la garganta cuando sabes que vas a ver a esa persona. Sin embargo, también existe una experiencia fascinante: la de estar en las nubes, la de sentir que flotas y ver la realidad desde un punto de vista positivo y optimista al cien por cien.

Esta es una de las razones por las que la sensación de flotar también produce tanto vértigo y es que, a veces, tienes la sensación de sentirte tan bien ahí arriba (dicho desde una forma metafórica), que la caída posterior puede ser mortal. Es decir, la decepción que se vive cuando has apostado mucho por un amor te deja heridas, que afortunadamente, se superan con el paso del tiempo y de los días.

Es bueno vivir el enamoramiento, pero eso sí, intenta encauzar el sentimiento a través de la razón. En cualquier caso, es normal que cuando estás en esa etapa te apetezca quedar menos con ciertas personas (sin embargo, debes forzarte para seguir con tu vida de siempre) e incluso, tengas dificultades para concentrarte en tareas intelectuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *