Disfrutar las vacaciones en pareja


Pasar las vacaciones en pareja, puede convertirse en algunos de los planes más placenteros. Pero curiosamente son muchas las separaciones que se producen después de las vacaciones. Conoce las razones:

Mucho tiempo libre. Durante este periodo se tiene una convivencia de 24 horas diarias, mientras que en la vida cotidiana es imposible pasar tanto tiempo juntos.
Al tener más tiempo para hablar y reflexionar, salen a la luz incompatibilidades que se habían mantenido ocultas y generan conflictos insalvables.

Desacuerdos al elegir el destino. Los problemas comienzan durante la planeación del viaje, ya que no hay acuerdo entre las partes.
– Las mujeres son más partidarias de unas vacaciones relajantes para desconectar de la agobiante rutina, y prefieren emplear ese tiempo de relax para disfrutar de su pareja al máximo.
– En cambio los hombres, la mayoría prefiere los viajes de aventura y las actividades deportivas.

El lugar elegido. También puede influir en las discusiones de pareja.
Si el viaje es más relajado, las discusiones pueden surgir por el exceso de tiempo libre en compañía, algo que en muchas parejas no es habitual durante el resto del año.
Los viajes más planificados donde hay que decidir cada día qué lugar visitar, dónde comer o en qué hotel dormir pueden ocasionar problemas debido a las opiniones y deseos opuestos.

Para una intensa convivencia se aconseja:
– Llevar a cabo las aficiones que tienen en común y realizar cada uno por su cuenta, en las que no se coincida. Así podréis daros un respiro y no estar todo el tiempo juntos.
– Se debe convivir esos días con la mentalidad abierta al cambio.
– Las vacaciones son el momento ideal para analizar los pros y los contras de la relación, meditar y dialogar en pareja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *