Cuatro causas de rutina en el matrimonio

foto-romantica-de-pareja
La rutina es importante porque cuando una persona se siente cómoda con su forma de gestionar el tiempo, experimenta la agradable sensación de estar en su zona de confort. Echar de menos la novedad de alguna sorpresa también es un sentimiento posible en la convivencia. Estas son las cuatro causas de rutina en el matrimonio.

Falta de comunicación

Una pareja puede tocar muchos temas distintos y, sin embargo, tal vez no ponga de manifiesto este deseo de romper la rutina con algún plan especial. En ocasiones, la sensación de estancamiento que genera este hecho produce silencios que esconden información que uno o ambos necesitan expresar.

Ya que puede ocurrir que cada uno se encuentre en un punto distinto. Quizá tú sí sientas este efecto de la costumbre durante el fin de semana, mientras que tu pareja tiene una visión distinta.

Dificultades de la gestión del tiempo

El deseo de planificar próximos proyectos en común puede quedar condicionado en la realidad, más allá de la expectativa del corazón, por las propias dificultades que genera la falta de tiempo, el cansancio del día a día o las preocupaciones. Por ejemplo, si una persona tiene su atención puesta en un tema que le preocupa con especial intensidad, no tiene tanta energía para planificar nuevos planes de pareja.

Convivencia

La propia convivencia en común evoluciona sobre la base de una rutina compartida en común. Sin embargo, cuando las dificultades superan a los instantes felices, este hecho produce insatisfacción. La rutina, cuando se percibe desde la añoranza de la novedad, produce la sensación de un nuevo día que parece idéntico al anterior en la convivencia.

pareja-se-abraza-en-la-calle

Falta de tiempo con amigos

Tener momentos para dos es positivo, pero una pareja también echa de menos el tiempo compartido con amigos cuando hace semanas que no concreta un plan con personas cercanas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.