Cuatro características de la belleza interior

chica-con-flores-en-el-cabello
La conexión con la belleza interior describe el valor trascendente de un universo propio que con el paso de los años es enriquecido con la propia evolución interna. La belleza interior es clave en las relaciones personales. Conecta a nivel de amistad y también enamora. ¿Cuáles son las características de este poder interno?

No se conceptualiza en palabras

El lenguaje es una aproximación a la realidad de la belleza interior de cada ser humano, pero este don no puede etiquetarse en adjetivos que en la mayoría de los casos muestran una visión reduccionista del verdadero potencial de esta belleza. Una persona que se acepta a sí misma y se quiere está cuidando este bienestar interior.

Es invisible a los ojos

Mientras que los rasgos físicos de una persona se perciben con el sentido de la vista, el acceso a la belleza interior es distinto. Como recuerda El Principito: «Sólo con el corazón se puede ver bien, lo esencial es invisible a los ojos». La belleza interior también se percibe a través de la vista pero de un modo distinto. Por ejemplo, a través de sus síntomas y efectos.

Autenticidad

La belleza interior no se conceptualiza en un esquema único sino en la libertad creativa de aquel que es coherente consigo mismo desde el punto de vista del pensamiento, el mensaje y la acción. La belleza interior no necesita adornos y complementos sino la sencillez de la naturalidad que expresa la luz de aquel que no pretende parecerse a nadie más.

dos-personas-abrazadas

Atemporal

La belleza interior puede describirse a través de la filosofía de vida, la actitud, la valentía de quien se siente vulnerable ante el temor, la superación personal de quien vence sus propias debilidades, el lenguaje de quien se habla a sí mismo en positivo o las acciones que inspiran el ejemplo de quien deja huella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *