Cuando la atracción física no es suficiente


El amor es un conjunto de ingredientes y de elementos, por ello, muchas personas comprueban que más allá de sentir una gran atracción física, dicha sensación no es suficiente. Hay algo que falta hasta el punto de que algunas personas pueden llegar a sentirse vacías, imperfectas o incompletas. La atracción física no es suficiente porque el amor, tampoco puede reducirse a la belleza, ni siquiera en sus primeras etapas. Aunque sí es verdad que en los primeros momentos, la belleza puede llenar otros vacíos.

Es importante que encuentres a una persona con la que disfrutas, con la que tienes una gran conversación y te sientes bien hablando de ti mismo y de las cosas que te suceden, es decir, te gusta dejarte conocer por dentro y también, saber cómo es el otro. Además, también es esencial tener un proyecto de vida que sea similar o al menos compatible. Muchas parejas piensan que esto no es importante, pero en caso de que ella quiera casarse y tener hijos, y él no, por ejemplo, se puede producir un conflicto emocional en determinado momento.

La atracción física no es suficiente pero sí es muy importante dentro del conjunto de ingredientes que implica el amor. Es decir, puede que te sientas muy bien con otra persona desde un punto de vista emocional, sin embargo, no te resulta nada atractiva. En este caso, está claro que sólo sientes amistad por la otra persona y que no te planteas nada más.

La atracción física es una especie de imán a nivel humano que te hace sentir bien, especialmente, cuando es correspondida. Por el contrario, ante el rechazo o la indiferencia sientes dolor, tristeza y frustración. Por otro lado, la atracción física está basada en la percepción subjetiva que cada uno tiene de la belleza estética.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *