Cuándo acudir a una terapia de pareja


Hoy día, la psicología es un valor en alza puesto que los casos de estrés y ansiedad aumentan en el ámbito laboral. Del mismo modo, existe una enorme demanda de libros de autoayuda en el mercado literario por parte de los lectores que desean descubrir recetas y claves sobre la tan anhelada felicidad. Lo cierto es que resolver un conflicto individual puede llegar a ser difícil pero todavía lo es más cuando pensamos en un conflicto que remite a dos personas, es decir, a una pareja.

Existen situaciones de incomunicación que pueden llegar a romper la pasión. Del mismo modo, también se pueden producir peleas constantes, diferencias y faltas de respeto que se deben corregir con paciencia y con nuevas técnicas y herramientas de comunicación asertiva.

La solución de este conflicto a veces, puede requerir de la ayuda de un profesional experto, por ello, existen puntos positivos a la hora de ir a una terapia de pareja. Por ejemplo, el conocimiento del otro aumenta y también, gracias a la ayuda del especialista cada persona no sólo se centra en aquello que hace mal el otro sino que también aprende a observar sus propios errores.

Cultivar una relación a diario con pequeños gestos es más que necesario para que no muera esa magia serena que surge en el amor con el paso de los años. Por ello, en un momento en el que los casos de divorcio aumentan de forma alarmante, conviene pensar que luchar por la pareja es el mejor regalo que te puedes hacer a ti mismo. Por ello, merece la pena pedir la ayuda de un especialista para aprender a querer más y mejor cada día pero sobre todo, para entender que el amor es un trabajo de equipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *