Consejos para tener una personalidad más atractiva


La personalidad tiene mucho más peso en el plano de las relaciones sociales que el aspecto físico. A través del modo de ser de una persona, alguien puede convertirse en punto de interés para ti, o por el contrario, en alguien que no te aporta la confianza suficiente para tener una relación de amor o de amistad. Por suerte, la personalidad puede trabajarse de una forma consciente. ¿Cómo lograr tener una personalidad atractiva para los demás?

En primer lugar, aceptándote a ti mismo. Sin embargo, esta aceptación no se basa en la autoresignación. Existen personas que viven con la idea de “soy así y ya no puedo cambiar”. Lo cierto es que el primer paso para tener una personalidad más interesante es tomar conciencia de los propios defectos para poder corregirlos. Al menos, algunos de ellos, aquellos que interfieren de una forma negativa en tu relación con los demás. También debes hacer el proceso contrario, analizar tus virtudes para darles más peso y que sean más evidentes ante los demás.

Intenta mejorar tu nivel de simpatía no sólo con aquellos que te caen bien, sino también, con aquellos que no te agradan tanto. Intenta ser cordial y aprende a tolerar las diferencias. Pon en práctica el sentido del humor que te hace la vida más agradable a ti y también a los demás. Sin embargo, ten el punto de sabiduría necesario como para diferenciar entre un momento de risa y un momento en el que hay que tener otra actitud para acompañar a alguien que atraviesa un mal momento. Incluso, en una primera cita, conviene tener cuidado con el humor porque cuando dos personas no se conocen demasiado puede dar lugar a situaciones incómodas.

Muéstrate del mismo modo en cualquier contexto. Existen personas que tienen un modo de ser en el trabajo, otro con la familia y otro con los amigos. Recuerda que tú eres la misma persona siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *