Consejos para afrontar el primer año después de la ruptura

chica-en-videoconferencia
El tiempo posterior tras una separación es especialmente significativo desde el punto de vista afectivo. A continuación, te damos cinco consejos para afrontar el primer año después de la ruptura.

1. Evita el contacto en las fechas señaladas

La Navidad, el día de su cumpleaños y otros momentos clave en el calendario pueden alimentar la nostalgia. A pesar de ello, la melancolía no debe ser una excusa para mantener el diálogo. La ruptura cambia la relación entre ambos. Y ese hecho queda de manifiesto en un nuevo proyecto de vida.

2. Abraza tu vulnerabilidad y tu fortaleza

La vulnerabilidad no es sinónimo de debilidad. La fortaleza interior irrumpe cada nuevo día en acciones diferentes. El propio propósito de empezar de nuevo es un ejemplo de ello. Es habitual experimentar emociones distintas, pero intenta cultivar la gratitud y la calma.

3. Crea nuevos recuerdos en lugares que compartiste con esa persona

Algunas personas evitan visitar aquellos lugares que conservan tantos recuerdos. Pues bien, es posible dar un enfoque distinto a esta experiencia. Quizá haya llegado el momento de crear nuevas vivencias en compañía de amigos y familiares. Es decir, esos lugares pueden dar la bienvenida a otras anécdotas significativas que dejen una huella en tu corazón.

4. Consejos para afrontar el primer año después de la ruptura: cultiva la atención plena

El pasado está muy presente durante el año posterior a la ruptura. Pero lo que realmente importa es el ahora. En consecuencia, es esencial que busques instantes para concentrarte plenamente por medio de la observación consciente.

consejos-para-afrontar-el-primer-ano-despues-de-la-ruptura

5. No llegues a conclusiones absolutas

La ruptura también puede tener su reflejo en el diálogo interior. Sin embargo, no llegues a conclusiones precipitadas a partir de la experiencia de un desamor que no determina tu presente, ni tu futuro.

Te damos cinco consejos para afrontar el primer año después de la ruptura, ese punto de inflexión en el que todo cambia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.