Compartir con tu pareja


Como ya hemos comentado otras veces, el dinero es muy importante en la pareja. A veces, puede ser el encargado de arruinar una relación. Intenta disfrutar del presente y ahorrar para el futuro. Debéis disfrutar el momento aunque destinéis una cierta cantidad de los ingresos para el futuro. No estaría mal que dedicarais entre un 5 y un 10% de los ingresos que tengáis en la casa para ahorrar.

Esos ahorros podéis destinarlos para cosas que os gustaría hacer o tener entre los dos, como por ejemplo un gran viaje o comprar una casita en algún paraíso perdido. Deberíais hacer una lista conjunta en la que cada uno exponga lo que le gustaría tener. Eso sí, intentad dividiros las responsabilidades financieras entre los dos.

Estudiar qué es lo que se os da mejor a cada uno y encargaros de esos temas. Por ejemplo: si tú prefieres estar en contacto con los bancos, hazlo. Si tu pareja prefiere llevar el control de las compras de la alimentación de la casa, que lo haga. No debes sentirte mal si ahorras dinero por tu cuenta. Tampoco es demasiado bueno que os controléis cada céntimo que tenéis.

Si tú tienes un amigo de la escuela y quieres hacerle un regalo, no tienes por qué justificar ese gasto (a no ser que te gastes una millonada). Tú puedes tener tu propio dinero. Esto no debe ser considerado como un engaño. Aunque estés con otra persona, esto no significa que pierdas tu vida, simplemente la compartes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *