¿Cómo superar la timidez para tomar la iniciativa?


La timidez se nota, especialmente, en ciertos momentos de la vida cuando la persona se expone más a nivel emocional, sale de su área de confort y de seguridad, tiene dudas sobre aquello que debe o no debe hacer. La timidez potencia todavía mucho más las dudas a la hora de dar el paso de tomar la iniciativa de pedir una cita a otra persona. Se produce un debate interior en el que el tímido lucha consigo mismo y con sus propios miedos. El mayor de los temores es el rechazo.

No pienses en las respuesta

Existe una actitud muy humana que es la de hacer una propuesta, pensando antes de tiempo la respuesta que se va a tener. Este tipo de actitud puede llegar a bloquear en el caso de que te convenzas de que la respuesta que obtendrás es negativa. Pero también, puede causarte más decepción todavía en caso de que te convenzas de que te van a decir que sí y luego sea que no.

Céntrate en ti, en el mensaje que quieres transmitir y en aquello que quieres decir porque quieres intentarlo y sabes que te vas a sentir mejor contigo mismo que en caso de guardar silencio eterno sobre ese tema.

Dar pequeños pasos

No aspires a superar la timidez porque eso es como querer desprenderte de una parte de tu personalidad muy importante puesto que esta cualidad también te hace único e irrepetible. Es suficiente con que des unos pequeños pasos, es decir, con que te fuerces a ti mismo a superar ciertos temores a través de la acción.

La clave reside en que actúes de la forma en que tú te sientes más cómodo. Por ejemplo, si tú te sientes más seguro hablando con tu posible conquista a través de correo electrónico que a través del teléfono, entonces, hazlo. Del mismo modo, si prefieres quedar solo para un café en de vez de para un plan más largo, también puedes hacerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *