Cómo superar el duelo por la muerte de un ser querido

chica-de-sombrero-rojo
Una de las experiencias que puede llegar a producir el efecto de un punto de inflexión en la vida de una persona es la ausencia de un ser querido. Una despedida que, incluso cuando se trata del fallecimiento de una persona de edad avanzada, produce tristeza. Porque el vacío que deja una persona y el amor hacia ella trasciende a esta cuestión concreta de la edad. ¿Cómo superar el duelo por la muerte de un ser querido?

Vivir el duelo

El objetivo de superar el duelo puede llevarnos a la imagen de ese momento en el que el protagonista se ha recuperado a nivel emocional de esta añoranza. Sin embargo, la persona necesita vivir su tiempo, sentir la pérdida y adaptarse al cambio que este hecho ha producido. Para vivir este proceso es recomendable escuchar el tiempo interno, ya que cada persona tiene su ritmo y su proceso.

Pensar en la vida

¿Cómo superar el duelo por la muerte de un ser querido? La ausencia duele porque anteriormente hubo una presencia. Los recuerdos perduran porque previamente tuviste la oportunidad de compartir momentos con esa persona. El adiós se produce pero el amor hacia ese ser querido te acompaña. Es decir, durante un proceso de duelo, sin negar la realidad de lo que ha ocurrido, también es posible recordar su memoria.

corazon-de-madera

Diario emocional para superar la muerte de un ser querido

La expresión escrita es distinta a la interacción que mantienes en una conversación con otra persona. La escritura de un diario es un complemento que puede ayudarte a aliviar el dolor o a poner en orden algunas reflexiones. Por ejemplo, un posible ejercicio terapéutico es poner sobre el papel aquello que sientes que te hubiese gustado decirle a ese ser querido.

Para superar el duelo por la muerte de un ser querido, intenta mantener el contacto con aquellos que en este momento son un apoyo para ti. Déjate acompañar por los demás, pero también toma la iniciativa de expresar qué necesitas.

Curiosidades,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *