Cómo ser imprevisible en el proceso de conquista


Cualquier acción previsible se vuelve rutinaria y monótona, por tanto, la emoción cae. En el proceso de enamoramiento, existe un punto en el que es efectivo no ser cien por cien previsible en las acciones para que la otra persona no se acomode en la seguridad de creer que te ha conquistado. ¿Cómo ser imprevisible en el amor?

Aplica la indiferencia

En primer lugar, la indiferencia no es efectiva por sí misma sino que tiene valor cuando previamente, has sembrado en positivo en esa relación y has mostrado un interés claro por esa persona. Sin embargo, de pronto, das un giro a tu actitud y empiezas a comportarte de una forma más distante con el otro.

En ese momento, comenzará a echar de menos todos esos detalles especiales que tenías y empezará a preguntarse qué ha pasado para que se produzca esta distancia. La indiferencia, como tal, solo es efectiva cuando previamente, ha habido mucho interés.

La indiferencia también es positiva cuando quieres que la otra persona reflexione sobre una actitud que ha tenido contigo y no te ha gustado. Conviene que le muestres que no estás dispuesto a tolerar cualquier cosa.

Rompe el ritmo en el contacto

Rompe el ritmo en tu contacto personal y en vez de responder a sus correos electrónicos en el mismo día, de vez en cuando, tarda un poco de más tiempo. Del mismo modo, haz lo mismo con sus llamadas y mensajes de texto. Frena tus ganas de responder de inmediato y sigue haciendo tu vida y tus cosas. La independencia es la mejor arma de seducción. No hay nada que resulte tan interesante como alguien que no convierte el amor en una especie de necesidad indispensable y no tiene miedo a su autonomía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *