Cómo ser un buen amigo en los momentos difíciles


Ser un buen amigo es todo un reto personal, un gesto de lealtad hacia una persona querida. Es muy positivo ser un gran amigo en los momentos felices al compartir las alegrías del otro como si fuesen propias. Sin embargo, también es fundamental estar a la altura de las circunstancias en los momentos duros cuando el amigo atraviesa una etapa de tristeza en la que necesita el apoyo de alguien para afrontar mejor la situación. ¿Cómo ser un buen amigo en esas circunstancias?

Confía en tu criterio y en tu experiencia

Es muy importante que confíes en tu criterio y en tu experiencia personal porque más allá de todo conocimiento teórico la realidad es que ayudar a otra persona es un gesto práctico. Y es la experiencia la que reporta la sabiduría necesaria para actuar en este tipo de casos.

Respeta la intimidad del otro

Hazle saber a tu amigo que puede contar contigo en un momento de dolor, muestra que le tienes presente con mucha frecuencia a través de llamadas de teléfono o planes en común. Pero respeta el espacio del otro porque necesita estar a solas consigo mismo para sanar sus heridas. Pero además, no debes asumir el rol de salvador del otro ya que no está en tu mano resolver los asuntos ajenos.

Evita asumir cualquier rol de dependencia y disfruta de la amistad desde la libertad y la confianza: tu amigo tiene todos los recursos necesarios para afrontar una situación por sí mismo, por tanto, ten confianza.

En el caso de que observes que tu amigo podría necesitar la ayuda de un profesional para superar su malestar porque sientes que un obstáculo ha paralizado su vida, entonces, anímale a que dé el paso. Del mismo modo, si está atravesando un periodo realmente difícil, podrías dar el paso de hablar con alguien de su familia en el caso de que tengas relación con ellos.

Escucha activa

Un buen amigo es aquel que ofrece consejo pero todavía más importante, aquel que escucha de forma paciente porque lo que de verdad necesita alguien que está en un momento de tristeza es hablar de lo que ha ocurrido con naturalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *