Cómo saber si me es fiel

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La fidelidad es lo que destroza a más parejas. Sin duda, es una de las principales señales de cariño y respeto. Ser fiel significa no traicionar la confianza que la otra persona ha depositado en ti. Es importante tener en cuenta que siempre habrán tentaciones, pero debemos aprender a controlarnos, ya que de lo contrario estaremos fallando los sentimientos y traicionaremos la confianza de la persona con quien compartimos la vida. Una pareja no puede ser feliz si no mantiene un vínculo de confianza y la mejor manera de no romperlo es siendo fiel pase lo que pase.

La infidelidad se puede expresar de muchas maneras diferentes, ya que depende de la personalidad de cada uno. Algunas personas consideran infidelidad al acto carnal (sexo) con un tercero, mientras que en otras parejas la infidelidad es suficiente con un beso, una caricia o hasta una mirada. Cualquier coqueteo o flirteo puede ser considerado infidelidad si tu pareja es especialmente celosa.

No olvides que los celos no son otra cosa que los reflejos de nuestras propias inseguridades y de un autoestima dinamitada. Quienes no tienen seguridad sobre sí mismos son más propensos a ser celosos y a desconfiar de su pareja en relación a los demás. Por lo tanto, conviene actuar con cautela. No te dejes llevar por tus celos, pues a veces distorsionan la realidad. Sin embargo hay algunas pautas con las que puedes descubrir si te está siendo infiel:

– Modifica su conducta con mucha generosidad y una atención sobreactuada. Como por ejemplo, te hace regalos sin razón cuando antes no lo hacía.

– Modifica su comunicación. Por ejemplo, no te explica las cosas que hizo ayer o no te dice qué tiene previsto hacer mañana. También le puede delatar que no te mire a la cara.

– Sus gastos han aumentado y pasa más tiempo fuera de casa. En este caso es evidente que se está gastando el dinero en cenas o noches de hotel con otra persona que no te ha dicho.

– Modifica su apariencia. Inicia dietas, se cambia el peinado y hasta modifica su forma de vestir.

– Es más cuidadoso con sus elementos. Procura ser más ordenado.

– Carga constantemente su móvil para no quedarse sin batería y que no se lo puedas coger y mirar.

– Actúa con desconfianza y hasta pone en duda tu propia fidelidad en sus palabras. Incluso tienes enfados o discusiones por tonterías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *