Cómo saber si estás obsesionado pero no enamorado

obsesion
La obsesión es un sentimiento tan insano y tan incómodo que es positivo identificar cuándo lo que parece un enamoramiento romántico es, en realidad, algo más negativo: una obsesión amorosa. Estás obsesionado cuando la mayor parte de tus pensamientos giran en círculo hacia esa persona. Y esto parece no dejar espacio para nada más en tu vida.

Retrato psicológico de una obsesión

Esta obsesión te ha llevado incluso a dejar de lado aspectos importantes, por ejemplo, tal vez has descuidado relaciones de las que te has distanciado. La obsesión amorosa tiene un nuevo foco de vulnerabilidad en la era tecnológica ya que uno de los gestos habituales de una persona obsesionada es llegar a sentir ansiedad ante las publicaciones de ese alguien en Facebook. De este modo, nace un control a través de la obsesvación de la vida virtual de esa persona.

Quieres que esa persona sea feliz, sin embargo, te resulta difícil creer que pueda serlo tanto con otras personas como contigo. Es decir, puedes llegar a sentir celos incluso de sus vínculos de amistad. Una persona que está obsesionada tiene un miedo fundamental: sentirse en un segundo plano.

sentir-obsesion

Un sentimiento que duele

Si tú estás enamorado, pero esa persona te ha explicado que no te corresponde, estás osbesionado cuando haces oídos sordos a este hecho y sigues insistiendo. Por el contrario, estás obsesionado con alguien que te corresponde cuando las demostraciones de amor son desmedidas y excesivas hasta el punto de que puedes abrumar a tu pareja.

Una obsesión es un tipo de amor que no lo es en realidad puesto que te lleva a vivir en la cuerda floja de un sentimiento irracional que te hace sufrir y te da muy pocas satisfacciones. Porque cuando vives un instante aparentemente feliz, la angustia de que algo cambie es la sombra que ahoga esa emoción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *