Cómo relativizar el concepto de belleza en el amor


El concepto de belleza forma parte del amor puesto que cuando una persona se enamora, admira la belleza que ve en el otro. El enamoramiento en sí mismo, muestra la contemplación del objeto de deseo que parece perfecto. Sin embargo, la belleza es tan subjetiva que no existe un único prototipo ideal. Pero además, la belleza física también está conectada con la belleza emocional de una persona que a través de su modo de ser, su actitud y sus valores puede transmitirte una gran energía positiva. ¿Cómo relativizar el concepto de belleza?

Observar la profundidad del amor

Es muy importante que tengas siempre presente cuáles son tus valores. Desde el punto de vista personal, la verdadera belleza es aquella que conecta con tus principios esenciales. Además, en lugar de observar los defectos del otro como una limitación puedes tomar su vulnerabilidad como un motivo de amor. Una relación de pareja sana está formada por dos personas que se ayudan a crecer mutuamente.

Por otra parte, también es positivo que tu pareja tenga una filosofía de vida semejante a la tuya porque de este modo, es más sencillo compartir el camino en común. Desde este punto de vista, lo semejante atrae a lo semejante.

Tener espíritu crítico y autonomía personal

Conviene tener un espíritu crítico para tener siempre presente qué es lo que de verdad importa en el amor. Una de las metas más importantes en la vida es disfrutar y ser feliz. Por tanto, una relación de pareja también tiene altas dosis de belleza cuando la presencia del otro es importante para ti.

Evidentemente, existen situaciones de diferencias de criterio o discusiones que pueden ser incómodas. Sin embargo, no tanto como para arruinar el balance positivo de una relación. Tras una discusión, también existe un momento lleno de belleza: la reconciliación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *