Cómo recuperar la fe en el amor


El ser humano tiene una actitud diferente ante el amor dependiendo de cuáles sean sus circunstancias en ese momento. Por ejemplo, una persona que se encuentra en una etapa inicial de noviazgo tiende a sentir una gran euforia anímica, en ciertos momentos, siente incluso que flota en el aire de felicidad. Es decir, su mente está totalmente receptiva ante la perfección subjetiva del momento que está viviendo y protagonizando en el presente.

Sin embargo, también existe la situación contraria. Tras el final de una historia de amor por la que se ha apostado mucho, se tiene la sensación de vacío y de fracaso. Un fracaso que pesa toneladas en el alma y en el corazón a través de emociones como la tristeza, el desencanto, el sabor amargo de la soledad… Una ruptura es dolorosa, sin embargo, es una enorme plataforma para el aprendizaje y también para la superación personal.

Una de las sensaciones más duras que puede afectar al corazón en determinado momento es la de haber perdido la fe en el amor. Tal vez en algún momento te sentiste así: pensaste que nunca encontrarías a tu media naranja, a esa persona especial con la que compartir un proyecto de vida. La pérdida de fe en el amor causa infelicidad e insatisfacción pero a veces es natural cuando has vivido varios fracasos sentimentales en poco tiempo. En ese caso, es mejor que te relajes y te centres en ti mismo durante una temporada. Disfruta de ti, de tu tiempo y de tus amistades. Cultiva tus aficiones y piensa que la vida te sorprenderá en el momento menos esperado.

El amor es un sentimiento gradual que se vive en diferentes tipos de vínculos, por ejemplo, la familia o la amistad. Por ello, piensa que no debes sentirte solo por no tener pareja puesto que a tu alrededor existen muchas personas que te quieren y te aprencian.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *