Cómo olvidar un amor cuando todo te recuerda a él

chica-junto-a-las-rocas
El deseo de olvidar a una persona choca, en muchas ocasiones, con la evocación del recuerdo constante. Cuando has compartido tantas experiencias con ese alguien especial, no pasas la página de este capítulo de forma inmediata. Necesitas darte espacio, pero no existe una medida de tiempo que sea universal en todos los casos. ¿Cómo olvidar un amor cuando todo te recuerda a él?

1. Crea nuevos momentos en lugares que te recuerdan a él

Tal vez prefieras evitar algunos sitios en la etapa inicial de esta despedida. Pero llegará un día en que estés preparado para volver. De hecho, es muy importante que actualices tu memoria de ese lugar con la referencia de instantes compartidos junto a otras personas o en soledad.

2. No confundas la idealización con el recuerdo

En ocasiones, al propio recuerdo se suma la idealización que produce el efecto de aquello que es tan deseado y, al mismo tiempo, imposible. No puedes borrar el recuerdo de la otra persona, pero sí puedes decidir, por elección propia, no alimentar el efecto de la idealización.

No ignores los defectos de la otra persona y no apartes la mirada de aquellos detalles de la historia que no te hicieron feliz. No te repitas que nunca más conocerás a alguien tan inolvidable porque eso es algo que ahora desconoces.

3. Abre tu corazón con amigos de máxima confianza

Acepta que existen muchas cosas que te recuerdan a él. Quizá necesites expresar este sentimiento. Pero compártelo con las personas adecuadas. Amigos de máxima confianza que te valoran y te acompañan en este momento.

chica-en-la-terraza

4. Cuida tus palabras para olvidar un amor cuando todo te recuerda a él

El desamor puede estar marcado por los términos absolutos de una mirada que percibe la realidad desde el punto de vista de todo o nada. Y, sin embargo, no todo te recuerda a él, aunque a veces lo creas de verdad.

¿Cómo olvidar un amor cuando tantas cosas te recuerdan a él? Ten paciencia porque este capítulo, aunque esté lleno de nostalgia, también pasará.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.