Cómo hacer las paces después de una discusión


En ocasiones, las discusiones de pareja duran más tiempo del deseado porque después del cruce de acusaciones, las personas se distancian, se suben al pedestal del orgullo y esperan a que sea el otro quien dé el primer paso. En situaciones de este tipo, pueden pasar días enteros en los que la relación se enfría y el malestar interior aumenta. La esencia de la pareja es el amor, por tanto, es importante dar el paso del acercamiento después de una discusión. Una buena práctica es la de dar el primer paso para pedir disculpas, actuando incluso en contra de esa voz interior que dice lo contrario.

Decir lo siento

Decir lo siento no significa acompañar las disculpas de un razonamiento interminable porque bastan estas simples palabras para expresar el deseo de que todo vuelva a ser como antes. Expresar disculpas de forma sincera implica atender no sólo al lenguaje hablado sino también, al plano corporal. En ese caso, mira a los ojos de tu interlocutor porque esta mirada expresa sinceridad y amor.

Todos somos humanos y cometemos errores. Por ejemplo, es un error muy humano el de descargar el malestar por un mal día de trabajo en casa al tener mal humor. En ese caso, es recomendable ser honesto, humilde y reconocer el error abiertamente ante la pareja.

No es conveniente tardar mucho tiempo en dar el paso de la reconciliación porque cuanto más se tarda, más difícil resulta pedir perdón.

Dar un beso

Existen gestos de lenguaje corporal que pueden significar mucho para quien los inicia y para quien los recibe. En ese caso, a nivel de lenguaje corporal, existen gestos románticos que muestran amor después de una reconciliación. Por ejemplo, una mirada, un abrazo o un beso. También puedes tener un detalle especial con tu pareja, por ejemplo, regalarle un ramo de flores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *