Cómo evitar la frustración cuando tu pareja no hace lo que quieres


Cada persona tiene una tolerancia diferente ante la frustración. Dicho nivel está determinado en parte, por el aprendizaje previo que tiene una persona a lo largo de su vida y que comienza en la infancia. Pero la frustración al estar en pareja puede producirse en momentos tan cotidianos, como cuando uno de los dos hace algo que es contrario a los deseos del otro. En una situación se produce un choque de intereses que puede que uno de los dos no esté dispuesto a aceptar en un primer momento. Esa rabia inicial tiene un nombre: enfado y frustración. ¿Qué hacer para poder controlarla?

En primer lugar, dejar de pensar que tu pareja por el hecho de quererte tiene la obligación moral de hacer todo lo que a ti te gustaría porque no es así. Más allá de ser tu pareja es una persona autónoma e independiente que tiene sus propios deseos y su criterio a la hora de saber qué quiere. En base a dicha independencia, piensa, simplemente, que tu pareja tiene sus motivos para actuar de cierto modo. Por ello, escúchale para poder comprenderle.

Toma la diferencia como una fuente de riqueza porque sería muy aburrido estar junto a alguien que siempre se comporta igual que tú. Para finalizar, pon en práctica tu propia autonomía: si quieres lograr un objetivo hazlo por ti mismo aunque en dicho proyecto no esté implicada tu pareja como protagonista. Sin embargo, sí que puede acompañarte a ti en tu camino y vivir tu alegría de una forma indirecta.

La frustración, vivida de una forma habitual no es buena. Por ello, cuanto antes aprendas a aceptar las cosas tal y como son mejor. Puedes realizar el ejercicio de anotar en un papel qué cosas no soportas de tu pareja y te generan más frustración para tomar conciencia de ellas, y a partir de allí, empezar a tomarte las cosas de otra manera.

3 comentarios

  1. Por que el día de mi cumpleaños tiene que ser el día mas triste de mi vida?. Mi nueva paraje, para navidad , me hizo un regalo super bonito, me dejo alucinada, este fin de semana pasado, me llevo cenar el sábado y el domingo,yo estaba super animada, y pensé el martes, también sera super bonito. Pues no fue todo lo contrario. quedamos a las cinco de la tarde hasta la una de la noche, me la pase llorando. Me compro un regalo que se fue por la ventana del coche. fue un día horrible, llevaba siete años sola, pasando el cumpleaños mal ahora tengo una nueva pareja y fue peor que si hubiera estado sola. que me pasa el día de mi cumpleaños que lo paso tan mal.?

  2. Hola, pueden ser diferentes causas. Una opción es que pongas tantas expectativas en el día de tu cumpleaños, que en realidad, nada te llene. Pero solo es una opción, entre otras muchas. Algunas personas tampoco lo pasan bien el día de su cumpleaños porque no les gusta envejecer.
    Gracias por comentar.

  3. Últimamente me siento de esta forma que ud. describe, frustrada, y soy intolerante a la frustración. Para mi, todo lo que hace mi novio lo hace mal, desde el sexo hasta los obsequios de que me da. Siempre espero cosas de él que es incapaz de darme, y debido a esto, he dejado de plantearme expectativas… Y creo que me ha salido peor, me siento muerta por dentro, viviendo con él por vivir y ya, infelíz.
    Siento que él es un yunque, que jamás ira a la par conmigo, que no tiene empuje, que no tiene iniciativa, que es dependiente de mi, que me absorbe como un parásito, que he perdido mi brillo y he dejado de ser quien solía ser… Me siento negativa, fea, rota y gris. Por otra parte, están los 8 años de relación que no me dejan terminar con él tan fácilmente, compromisos familiares, incluso abrimos un negocio juntos… No tenemos hijos pero aún así, me siento atada por todo lo anterior. Quisiera llevar mi relación adelante, superar mi frustración y aprender a ser felíz aunque las cosas no sean como yo sueño o como yo quisiera, pero no lo logro. He intentado comunicarle qué es lo que no me gusta, pero paso todo el día quejandome y es agotador tanto para mi como para él. Al final cuando soy sincera y le digo todo lo que opino y lo que siento, termino alejándolo, al punto que me tiene miedo y prefiere ni acercarse. Todo lo contrario a lo que necesito, y sigue el círculo vicioso. Estoy en un hoyo negro y no sé como salir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *