Cómo conquistar a un hombre


Los hombres son mucho más simples que las mujeres. Lo que más valoraran en ti es tu actitud y tu seguridad. La forma que tengas de actuar será la clave del éxito y te llevarán a lograr al hombre que te propongas. Para poder conquistar a un hombre, la predisposición debe ser positiva y no acomplejarse. Debes mostrarte tal como eres, potenciando tus virtudes y siendo muy sensual.

No se trata de estética, pues está demostrado que mujeres no muy bonitas han conquistado a los hombres más deseados del planeta. No tienes que ser la más guapa para que un hombre se fije en ti. Para lograr el objetivo, ya sea enamorarlo o meterte entre las sábanas de su cama, te contamos cómo recuperar y rescatar la sensualidad femenina.

Lo primero que debes hacer para atraer a tus galanes a simple vista es poner en práctica los siguientes consejos:

Envía la señal de que estás disponible. El hombre tiene que percibir sutilmente que estás soltera, no se trata de ser muy directa porque lo podrías asustar. Baca con una sonrisa, un saludo o ser la que inicia la conversación.
Siéntete atractiva y créetelo. Recuerda que la belleza es relativa, lo que marca la diferencia en alguien es la confianza en sí mismo y su personalidad. Este sentimiento personal terminará por atraer irremediablemente a los hombres.
Opta por lo natural. Demasiado maquillaje o ropa estridente por lograr llamar más atención tiende a intimidar a los hombres.

Pero no todo entra por la vista. El buen físico atrae a los hombres por su propia naturaleza, pero los puedes seducir con una buena actitud, es decir, el modo en que tienes de relacionarse con los demás. Toma nota:

Muestra interés en ese hombre. Si nota que le atraes, ayudará a que se sienta aceptado y cómodo. El hombre generalmente necesita sentir que causa interés o nunca dará el primer paso.
Muestra compasión y ternura con los demás. A los hombres les encantan las mujeres dulces, sensibles y que no solamente piensan en ellas, se preocupan por los demás e intentan ser conciliadoras.
Muestra tus intereses aunque no coincidan. Eso resulta muy atractivo, puesto que significa que tienes una vida propia e interesante que vale la pena descubrir.
Encuentra el equilibro expresando tus propias opiniones. Pero también escucha las de él sin sentirte rechazada si tiene un punto de vista diferente al tuyo. En la diferencia está lo interesante.
Muestra suavidad. A los hombres les encanta. Pero, cuidado, no se trata de ser sumisa ni de mostrarse débil. Debes imponerte y ser crítica con lo que no te gusta.
Acostúmbrate a ser una mujer segura de sí misma. Una mujer inteligente sabe lo que vale y tiene un fuerte sentido de quién es y qué desea para ser feliz en su vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *