Cómo combatir el complejo de Cenicienta


Algunos expertos, consideran que el complejo de Cenicienta representa la sensación de aquellas mujeres que consideran que necesitan a una pareja para poder sentirse realizadas en su vida diaria. En cierto modo, la pareja viene a romper la rutina y la monotonía para poner magia en la vida. De este modo, el príncipe azul se convierte en ese motor extrínseco que actúa de agente protector.

Sin embargo, la realidad es que cada vez más, la igualdad entre hombre y mujer viene a mostrar otro prisma de la relación de pareja. Hoy día, cualquier mujer es trabajadora e independiente. ¿Cómo puedes combatir el complejo de Cenicienta? Dejando de asociar la felicidad con la relación de pareja. De lo contrario, la soltería puede vivirse como una tragedia desde la falta de realización.

Lo cierto es que cada etapa puede aportarte felicidad. Por otra parte, no debes ponerte a la expectativa creyendo que el chico es tu complemento único sino que tú también, aportas muchas cosas buenas a tu pareja. Es decir, el amor se basa en la reciprocidad que resulta elemental para alimentar la relación.

Desde una buena autoestima es más fácil apostar por la independencia emocional. Dicha independencia no sólo debe ponerse en práctica en la relación de pareja sino también, en la propia familia. No es saludable que un hijo de treinta años dependa de la opinión de sus padres para poder hacer algo. Tampoco es positivo que alguien siempre dependa de un amigo para tener un plan. La realidad es que cuanto más autosuficiente seas como persona mucho mejor. Ya que así, al vivir desde la libertad, también disfrutarás mucho más aquellos momentos en los que estés acompañado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *